El Torrente incorpora a su colección un mural de Ricardo Segura Torrella

Torrente Ballester mural segura torrella
|

El mosaico que Ricardo Segura Torrella realizó para la bolera de Ferrol en los años 60 luce desde ayer en el Torrente Ballester, en una pared del vestíbulo principal. Representa a dos carros de caballos enfrentados, con los animales en su parte central, y está realizado con estelas de diferentes materiales, como piedras, vidrio, cristal o azulejos. La familia Loureiro Maneiros se lo encontró cuando compró una casa en Serantellos, en los 80, y confirmó con el propio Segura su autoría. Con el tiempo, decidieron que esta obra, de 51,5 centímetros de alto y tres metros de ancho, pudiese ser disfrutada por todos los vecinos de Ferrol. Para ellos es un símbolo que une a la familia en torno a la ciudad y para los ferrolanos, una oportunidad de apreciar el trabajo de uno de sus artistas más queridos, que además poco se prodigó en formatos como el que ayer se presentó en el Torrente. De hecho, según la información municipal, existe un mosaico situado en el ábside la iglesia de Santa Mariña do Vilar y un mosaico y unas vidrieras en la de Santa Cecilia, realizados en 1964.
Miguel Loureiro explicó la historia del mural y apreció “la ubicaciación en este monumental escenario”.
Por parte del Concello de Ferrol, tanto el edil de Cultura, Reyes García, como el alcalde, José Manuel Rey, agradecieron la generosidad de esta familia e hicieron referencia a la inauguración de las exposiciones de ayer en el Torrente pero también a la apertura, hoy mismo, del Auditorio de Ferrol, en Caranza. La próxima semana anunciarán los contenidos para este gran escenario en unos días “que cambiarán a imaxe da nosa cidade desde o punto de vista cultural”, apuntó García Hurtado. “Mañá [por hoy] inauguraremos o mellor auditorio de Galicia e o edificio do século XXI máis importante de Ferrol”. Respecto del Torrente Ballester, afirmó que el gobierno local quiere que sea “o principal centro de arte de Galicia despois do CGAC”.
El alcalde hizo mención a los esfuerzos por “poñer en valor o patrimonio artístico desta cidade”, tanto a través de la obra de Segura (“de quen temos unha carencia importante nos fondos municipais”) como con la exposición que revisita los grabados de la colección local, que aumentan periódicamente a través del concurso internacional Máximo Ramos. Se refirió al Torrente como “a orixe da política cultural do Concello” y mencionó también las obras de remodelación que comenzarán en pocos días y con las que, antes de que finalice el año, “poderemos disfrutar dun centro cultural totalmente remodelado”. Aseguró que con la apertura del auditorio no se van a descuidar los demás centros.

El Torrente incorpora a su colección un mural de Ricardo Segura Torrella