Un punto que vale toda una segunda plaza

FUTBOL DE 2ªB. CAUDAL-FERROL, JUGADAS. MIERES. AUTOR: J.M.PARDO
|

Area 11 / redacción
ferrol

Caudal de Mieres y Racing de Ferrol igualaron ayer en Mieres un partido que los asturianos pudieron incluso haber ganado. Sin embargo, la pésima puntería de sus jugadores y la gran actuación del nuevo portero racinguista Mackay lo impidieron. El resultado de empate a un gol no sirve a los caudalistas para salir de la zona de descenso pero no ha rebajado las aspiraciones de un conjunto ferrolano que sigue segundo gracias a la derrota sufrida por el Guijuelo –de hecho ha incrementado su diferencia con el grupo castellano–.
Los envites iniciales del partido fueron para el Racing del Ferrol pero un primer lanzamiento de Marcos Álvarez que se fue lejos de la meta de Bielsa pareció despertar al Caudal, que dio un paso adelante y se metió a presionar a los verdes en su propio campo. No hubo que esperar mucho para que los locales lanzaran a puerta por primera vez. Una acción rápida por banda de Jorge y Noel Alonso acababa con el disparo alto del primero. Todavía más clara la tuvo Javi Sánchez, un minuto después, al plantarse solo ante Mackay. El jugador mierense elevó el balón en la salida, pero la reacción del portero, que debutaba con el cuadro verde, impidió el gol local.
Antes de marcar el tanto con el que se adelantarían en el duelo, los jugadores del Caudal todavía tuvieron algunas oportunidades más, pero sus intentos no fueron en ninguno de los casos entre los tres palos. Finalmente, fue Rojas el que “atinó” con las mallas racinguistas con su disparo al capturar el balón tras una serie de rechaces en el área racinguista. Los asturianos derrochaban físico en la presión y daban sensación de peligro en el entorno de la meta de Mackay pero, cumplida la primera media hora de partido, los de Aira comenzaron a sacudirse ese dominio local y a acercarse algo más a Bielsa. La situación no acobardó al Caudal, que aprovechó entonces la velocidad de sus extremos Jorge y Abraham. Llegaron momentos de intercambio de jugadas, con lanzamientos de Víctor Vázquez o Antonio Rojas que rechazó Mackay, siempre bien colocado. El portero ferrolano fue de nuevo protagonista en una nueva intentona asturiana, deteniendo primero el disparo de Rojas y luego el de Javi Sánchez para mandar a ambos equipos a los vestuarios con el uno a cero.
La segunda parte comenzó como había terminado la primera, con una gran parada de Mackay en el minuto 48 a disparo de Javi Sánchez desde el borde del área pequeña. El Racing buscaba salir adelante y mejoró mucho en su juego combinativo pero las contras mierenses no permitían estar completamente cómodos a los de Aira. Sin embargo, en una acción combinativa con el pontés Diego Dopico como inusual protagonista, llegó la jugada que cambió el signo del partido. Siguiendo el balón, el lateral se adentró por la banda izquierda en el área del Caudal y allí fue derribado por la defensa, señalando el colegiado vasco Aimar Velasco el punto de penalti. El máximo realizador ferrolano, Manu Barreiro, lo lanzó y engañó al meta rival para poner el uno a uno en el marcador.
El Racing, espoleado por el gol, se fue hacia arriba pero no pudo más que intentarlo en un par de ocasiones con disparos lejanos. Los asturianos, al límite ya de su aguante físico, prácticamente no inquietaron más a Mackay y tuvieron que conformarse con un empate que les hace regresar a los puestos de descenso directo. n

Un punto que vale toda una segunda plaza