Pastor apela al consenso en su primer discurso como presidenta del Congreso

Pastor, sentada, recibe el aplauso de sus compañeros de partido
|

Ana Pastor resultó ayer elegida como nueva presidenta del Congreso de los Diputados para la XII Legislatura. La dirigente del Partido Popular obtuvo la mayoría de los votos frente a los demás diputados que optaban a la presidencia de la Cámara: Patxi López (PSOE), Xavier Doménech (candidato de Unidos Podemos y en Comú Podem); y Francesc Homs (candidato de CDC). El PNV y EH Bildu ya habían anunciado el voto en blanco de sus diputados.

Ana Pastor consiguió el apoyo de los 137 diputados populares (incluyendo los dos de UPN y el Foro Asturias) y los 32 de Ciudadanos de Albert Rivera.

La ministra de Fomento durante el Gobierno de Mariano Rajoy y de Sanidad en los Gobiernos del Partido Popular entre los años 2002 y 2004, es una de las personas de la máxima confianza del presidente en funciones.

Con la victoria de Pastor recupera el PP la presidencia de la Cámara después de perderla durante la corta XI Legislatura, que presidió el socialista Patxi López.

Ana Pastor afirmó que quiere ser la “presidenta de todos” y que actuará con “lealtad a la Constitución”. En su llegada al Congreso, antes del inicio de las votaciones, Pastor admitió sentirse “muy honrada” y “agradecida” por tener la opción de presidir la Cámara baja.

La recién elegida presidenta defendió que España en estos momentos necesita “más que nunca” estabilidad, diálogo y consenso y lo hizo durante su primer discurso como tercera autoridad del Estado.

La exministra subrayó que los ciudadanos españoles esperan que la XII Legislatura que se inició ayer sea “próspera” y “fructífera” en el impulso de las reformas que se necesita “para avanzar como nación en este proyecto que España”. “Un proyecto que nada de la Constitución como eje vertebrador de los derechos y las libertades de los ciudadanos, ese texto que reconoce y garantiza esos valores superiores del ordenamiento jurídico”, manifestó. Pastor recordó que el presidente del Congreso entre 1979 y 1982, Landelino Lavilla, en su primer discurso, elogió la capacidad de la Carta Magna para desarrollar el Estado de las Autonomías y, 38 años después, apuntó, “la Constitución permite seguir garantizando la convivencia sobre la base de valores compartidos”.

La nueva presidenta se ha mostrado muy agradecida con Rajoy y con el PP por proponerla para presidir la Mesa del Congreso, donde ya ocupó una de las vicepresidencias con el socialista Manuel Marín de presidente. También agradeció el apoyo de C’s para su elección, e incluso dio las gracias a quienes votaron en blanco, como ERC, Convergencia y el PNV, por permitir su elección al no apoyar a un candidato alternativo.

A las once en punto de la mañana se conocía que los dos candidatos más votados eran Ana Pastor y Patxi López, que pasaron a una segunda vuelta, ya que ninguno logró alcanzar la mayoría absoluta en la primera.

En la segunda, la candidata popular, obtuvo 169 votos, frente al socialista, que contó con 155 votos, las 85 de sus compañeros socialistas (incluyendo al diputado de Nueva Canarias) y las 71 de los diputados de Unidos Podemos y sus confluencias territoriales. Uno de ellos no votó y se produjeron 25 sufragios en blanco.

Pastor apela al consenso en su primer discurso como presidenta del Congreso