Un rayo hace caer cascotes de un edificio de Doctor Fleming y daña dos coches

Imagen de los cascotes
|

El sol que lució durante la práctica totalidad de la jornada de ayer no hacía presagiar que a media tarde se produciría una sucesión de relámpagos, uno de los cuales cayó en pleno barrio de Canido, en la calle Doctor Fleming.
El rayo, acompañado de un estruendoso trueno, afectó a un alero del edificio Aguamarina, del que se desprendieron algunos cascotes que cayeron sobre dos vehículos estacionados en la calle, que sufrieron desperfectos. El inmueble es uno de los más altos de la ciudad, según precisó a este periódico el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia.
Afortunadamente no se produjeron daños personales ni tampoco mayores consecuencias en el edificio, al que acudieron los bomberos para asegurar los elementos con riesgo de caída.
La tormenta eléctrica, que no fue acompañada de lluvia, se produjo en torno a las seis de la tarde, con apenas dos rayos en diez minutos que, sin embargo, asustaron a muchos vecinos por la cercanía a la zona centro de Ferrol.

Un rayo hace caer cascotes de un edificio de Doctor Fleming y daña dos coches