El Consejo de Ministros aprueba el permiso retribuido entre críticas de las autonomías

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, explicó que las horas de permiso se tendrán que recuperara antes de final de año | ffe
|

El Consejo de Ministros extraordinario aprobó ayer un permiso retribuido recuperable entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril, que no se aplicará a los empleados incluidos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), a los que se encuentren de baja, ni a los que teletrabajen.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó en la rueda de prensa posterior al Consejo extraordinario que el objetivo de esta medida es reducir la movilidad al nivel de un fin de semana de confinamiento.

Este permiso, avanzado ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, supone un “endurecimiento de las medidas de confinamiento” para reducir la transmisión del virus, ha añadido la portavoz, y aprovechar el “pequeño margen” de reducción de la movilidad.

Horas recuperables este año
Así, este permiso retribuido recuperable se aplicará a todos los trabajadores que actualmente no prestan servicio en actividades esenciales y que para desarrollar su trabajo tienen que desplazarse. Además, las horas de trabajo del permiso retribuido aprobado por el Gobierno deberán recuperarse antes de final de este año, según ha explicado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. 

De esta manera, no se aplicará a los trabajadores afectados por ERTE -que ya no acuden al trabajo-, quienes desarrollen su actividad en la modalidad de teletrabajo, ni quienes se encuentren de baja por incapacidad temporal o permisos de maternidad o paternidad. En el caso de los ERTE que reducen la jornada, ambas medidas serán compatibles, es decir, que se aplicará el permiso retribuido recuperable en la parte de la jornada no afecta al expediente, que se seguirá cobrando y que habrá que recuperar después.

La portavoz no ha detallado qué sectores se consideran esenciales más allá de lo recogido en la declaración del estado de alarma, aunque ha precisado que en las administraciones públicas la mayoría de los puestos no esenciales ya se desempeñan mediante teletrabajo, por lo que este colectivo apenas se verá afectado por las nuevas medidas.

Aviso a las comunidades
El Gobierno advirtió ayer a las comunidades de que no va a haber ningún tipo de diferencia en las medidas de confinamiento y de paralización de actividad como han planteado algunos presidentes autonómicos, a los que ha pedido “arrimar el hombro” porque éste no es momento de “reproches”.

Así se lo trasladó el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a los líderes regionales en la tercera reunión por videoconferencia que han mantenido desde que estallara la crisis sanitaria; en esta ocasión les ha explicado los motivos que le han llevado a endurecer las medidas de confinamiento para contener la pandemia. 

La decisión ha sido en general bien recibida por las autonomías, aunque con sonadas críticas, como las del lehendakari, Iñigo Urkullu, o las del president de la Generalitat, Quim Torra.

El Consejo de Ministros aprueba el permiso retribuido entre críticas de las autonomías