El cuadro verde prepara con mucha intensidad el choque ante el Celta B

Racing Club Ferrol-Burgos Club de Fútbol 9ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Daniel Alexandre (16-10-2016) TEXTO: Maceira y Brais Abelenda tratan de llevarse la pelota ante un rival
|

Después de que el pasado fin de semana, los jugadores del Racing no disputasen su confrontación ante el Palencia, por los problemas con la cubierta del campo de A Malata, en la plantilla se espera conseguir un resultado positivo en la complicada salida que van a realizar al terreno de juego de Barreiro para medirse al Celta B, uno de los conjuntos más en forma de la categoría.
Ayer la formación departamental realizó una nueva sesión de trabajo, en la que participaron todos los componentes de la plantilla, salvo Sergio de Paz, que sigue realizando unas tareas específicas para recuperarse de su lesión.
Sin embargo, en el choque ante el cuadro olívico tampoco podrán estar presentes Maceira ni Catalá, ya que ambos tendrán que cumplir una sanción, la que no pudieron computar en el choque ante el Palencia. Sin duda que son dos ausencias sensibles, al tratarse de habituales en las alineaciones del cuadro verde. 
El preparador físico, Fran Beade comenta que “es un contratiempo que nos falten los dos, que deberían haber cumplido el castigo la semana pasada, pero en la plantilla hay gente suficiente como para reemplazarlos con garantías”.
Por su parte, a Sergio se le iba a realizar una resonancia, pero finalmente no se le hizo, por lo que hay que esperar para ver con exactitud a qué obedecen sus problemas físicos. Fran Beade reconoce que “es más difícil que pueda llegar al domingo, casi imposible, porque tiene unas molestias muy localizadas. Primero hay que esperar a que remitan antes de pueda avanzar y por eso no va a poder estar ante el Celta, porque queda muy poco tiempo”.
Además, Mackay todavía no va a poder estar con sus compañeros, a pesar de que el martes recibió el alta médica, tras cinco meses lesionado. El entrenador racinguista comenta que “todavía tendrá que esperar dos jornadas para poder entrar en las convocatorias, ya que hasta el día veinte no se le puede volver a diligenciar la ficha”.
El técnico también habla sobre la complicación del encuentro del domingo ante el conjunto vigués y señala que “es un equipo que se veía que iba a estar arriba en la clasificación desde el principio de la temporada. Hizo un planteamiento muy diferente al de la mayoría de los filiales, manteniendo a mucha gente y fichando a gente de nivel y con experiencia”.
Además, el preparador añade que “es un filial atípico, que puede hacer fútbol combinativo, pero que también sabe ceder el balón y sorprender con la velocidad que tienen sus hombres de arriba. Por eso, es importante no perder balones en zonas del campo comprometidas, porque te pueden hacer mucho daño, ya que tienen el mejor goleador de la categoría”.

El cuadro verde prepara con mucha intensidad el choque ante el Celta B