Investigados dos hombres en relación a los 74 kilos de vieira furtiva incautada en Punta Redonda

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-26ebd967
|

Dos individuos están siendo investigados por la Guardia Civil en relación a la incautación la pasada semana de casi 75 kilos de vieiras capturadas de forma furtiva en la costa de Mugardos.
Según informó ayer el Instituto Armado, finalmente se identificaron a dos hombres en torno al suceso, y no solo uno como en un principio se había señalado. De acuerdo con la documentación de la operación, los agentes se percataron durante el descubrimiento del hecho delictivo de que uno de los individuos se dedicó a conducir el vehículo y a vigilar por si aparecían las Autoridades –como finalmente sucedió–, mientras el otro extraía el marisco.

Sin embargo, fue este segundo el que pilotó el mencionado turismo –un Chevrolet de color encarnado– cuando les fue dado el alto por la patrulla del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil y estos se dieron a la fuga.

Múltiples delitos
De acuerdo con el informe del Ministerio de Interior remitido a los medios, el Instituto Armado imputa a los dos investigados sendos delitos de furtivismo, así como uno de desobediencia al piloto que se dio a la fuga y otros dos contra la seguridad del tráfico, pues ninguno de los hombres cuenta con una licencia de conducción en vigencia.

Además, según se comunicó poco después, los resultados de las analíticas practicadas a los bivalvos aprehendidos mostraron una gran concentración de toxinas, haciéndolos inadecuados para el consumo, por lo que también les serían imputados sendos delitos contra la salud pública.

Vehículo abandonado
Tal y como se informó la pasada semana, los dos hombres fueron descubiertos por una patrulla de la Guardia Civil realizando capturas sin permiso en un área prohibida de Punta Redonda, en el municipio de Mugardos.

Tras comprobar que uno de los hombres sacaba del agua una saca con bivalvos y la situaba en el maletero de su coche, los agentes le dieron el alto y le ordenaron que abriese el compartimento. Este, no obstante, hizo caso omiso de las indicaciones de los guardias, dándose a la fuga en dirección a la villa marinera.

Poco después, en las inmediaciones de la calle O Casal, el turismo fue encontrado abandonado, por lo que los agentes lo trasladaron hasta el Cuartel de la Guardia Civil de Ferrol, donde se abrió el maletero y se pudo identificar un total de 244 crustáceos, con un peso total de 74,8 kilogramos. Debido a los resultados de la analítica, las vieiras se replantaron donde fueron capturadas.

Investigados dos hombres en relación a los 74 kilos de vieira furtiva incautada en Punta Redonda