Investigan por homicidio imprudente al conductor del accidente de O Viso

|

El conductor del accidente de tráfico que el domingo se cobró la vida del joven Diego Ríos 
“Jimmy”, de 22 años, –que iba de copiloto–  será investigado como autor de homicidio imprudente y conducción bajo la influencia del alcohol, según confirmaron ayer fuentes oficiales.
C.M.O., de 20 años, que solo sufrió heridas leves a pesar de no llevar puesto el cinturón de seguridad, podría enfrentarse a una pena de entre uno y cuatro años de prisión por un delito de homicidio por imprudencia grave tras haber dado positivo en las pruebas de alcoholemia que el dispositivo de atestados le realizó en el Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol.
En una primera medición el joven arrojó un resultado de 0,70 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado y 0,67 en el segundo test –el límite legal es de 0,25–. La prueba de drogas fue negativa. 
Testigos y allegados de la víctima confirmaron ayer a Diario de Ferrol que los jóvenes habían estado bebiendo hasta altas horas de la madrugada en el campo de la feria donde se celebraban las fiestas patronales de O Viso, en la parroquia de Céltigos. 
El desgraciado accidente se produjo en torno a las 8:15 horas de la mañana cuando los dos vecios de Ortigueira se dirigían de vuelta a su domicilio tras la verbena. El ahora investigado, que conducía bajo los efectos del alcohol, perdió el control en una curva en el kilómetro 60 de la AC-862 y terminó impactando el vehículo contra un talud de piedra natural por el lado del copiloto, donde viajaba Diego, que falleció en el acto.
El cuerpo del joven recibió sepultura a última hora de la tarde de ayer bajo la más estricta intimidad en el cementerio de Santa María de Mera, de donde es natural la madre de la víctima.

Investigan por homicidio imprudente al conductor del accidente de O Viso