Clinton contra Trump

|

Por insólito que parezca Trump puede convertirse en presidente de EEUU por más que las encuestas indiquen que Hillary Clinton le saca una ligera ventaja, pero no la suficiente para poder dar por ganada la presidencia. La pregunta es cómo es posible que Clinton no concite el apoyo de una amplia mayoría de ciudadanos teniendo en cuenta que su oponente es un populista extremista. Sin duda EEUU no permanece ajeno a la corriente populista que arrecia en Occidente, donde los líderes y partidos tradicionales van perdiendo el favor ciudadano. Trump encarna esa corriente.
Pero puede que haya una segunda razón que tiene que ver con el factor humano. Además de que Clinton sea percibida pos sus conciudadanos como genuina representante del “establisment”, su personalidad fría hace que le cueste empatizar con los votantes. Y ese no es un problema menor en política. Se pueden tener un currículo solvente y, sin embargo, carecer de una cualidad intangible como es saber conectar con la ciudadanía. Este es el mayor problema al que se enfrenta la candidata demócrata.
Hasta ahora Clinton ha ganado los debates en que se ha enfrentado a Trump dejando en evidencia su falta de solvencia política y su zafiedad intelectual. Pero ni aun así es suficiente para marcar distancias en la carrera electoral. Faltan pocas semanas para que los norteamericanos acudan a las urnas y como en ocasiones anteriores en el resto del mundo estará pendiente del resultado porque el futuro inmediato tendrá mucho que ver con quién resulte elegido presidente.

Clinton contra Trump