La “Santa Olalla” puede sentenciar la liga en casa

|

Tras el “ensayo general” vivido el lunes con motivo de la Bandeira Deputación da Coruña –en la que tomaron parte ocho embarcaciones de la provincia–, el campo de regatas de Ares será, sin duda, clave este fin de semana en la resolución del campeonato liguero autonómico. Los de la villa parten el sábado como anfitriones en la penúltima regata del calendario, la IX Bandeira Concello de Ares, a la espera de un fallo de líder Samertolameu de Meira, del que solo le separa un punto.
Conscientes de lo que se juegan tanto en esta prueba como en la que el domingo en Castropol cierra la competición, club y Concello presentaron en la mañana de ayer esta regata, con la presencia del teniente de alcalde y edil de Deportes, Eugenio Fernández; Manuel Peña, delegado de la entidad, y Alejandro Permuy, patrón de la trainera aresana. Así, durante el acto se hizo hincapié en “o gran nivel dos remeiros da embarcación local e a confianza en acadar os mellores resultados nesta competición”. Una meta avalada por el triunfo de los de la villa en cuatro de las once citas oficiales dirimidas –la última precisamente en la regata de Vilagarcía–, los mismos que suma su adversario por el liderato, en cabeza gracias a su mejor inicio liguero. Las once embarcaciones militantes en la máxima categoría autonómica secundarán esta competición que comenzará en las aguas aresanas a partir de las 18.00 horas. 
La condición de canteranos de gran parte de la tripulación local sirvió también para resaltar durante la presentación la importancia de la base, así como de la ayudas a entidades locales para llevar a cabo su trabajo.

La “Santa Olalla” puede sentenciar la liga en casa