Cifuentes entiende “perfectamente” que los ciudadanos “rechacen” al PP tras el caso “Lezo”

Cifuentes, durante la celebración de san Isidro | J.P. Gandul (efe)
|

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, comentó ayer que entiende “perfectamente” el “rechazo” al PP tras el caso “Lezo”, después de que una encuesta publicada en el periódico “El País” dé seis concejales menos al grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Madrid.

En declaraciones a los medios en la pradera de san Isidro, donde acudió ayer para celebrar el día del patrón de Madrid, Cifuentes se refirió al sondeo de Metroscopia realizado entre el 24 y el 26 de abril, tras el ingreso en prisión del expresidente madrileño Ignacio González por su implicación en la operación “Lezo”.

Según la encuesta, Ahora Madrid pasaría de 20 a 19 ediles aunque se convertiría en la primera fuerza política en el Consistorio si hoy en día se celebrasen elecciones municipales, mientas que el Partido Popular ocuparía el segundo lugar con quince (seis menos de los que tiene).

La encuesta realizada por Metroscopia también pronostica una subida de seis concejales para Ciudadanos (Cs) y de uno para el PSOE.

Cifuentes aseguró que “con la que está cayendo”, al conocerse casos de corrupción que “son todos antiguos, algunos de hace años”, “lo lógico es que el ciudadano esté enfadado y eso se traduzca en un rechazo al PP”. “Lo entiendo perfectamente”, añadió la presidenta madrileña.

Dos años por delante

No obstante, Cifuentes también quiso destacar que su partido tiene todavía dos años por delante antes de las próximas elecciones regionales y municipales para no perder esos votos.

“Los ciudadanos son inteligentes, saben quiénes son unos y otros, podrán discrepar con cosas que está haciendo el Gobierno, pero saben que somos un Gobierno honrado, no somos corruptos”, comentó la líder madrileña.

Además, recalcó que el Ejecutivo que preside ha puesto en conocimiento de la Justicia la compra supuestamente fraudulenta en 2013 de la empresa brasileña Emissao Engenharia e Construçoes por parte del Canal, uno de los asuntos que investiga la operación “Lezo”. “Mientras sea presidenta, no va a haber ni un solo caso de corrupción”, afirmó.

La expresidenta Esperanza Aguirre, que dimitió como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid tras conocerse la operación Lezo, no acudió este año a los actos de San Isidro.

“No ha querido venir, lo importante es los que estamos aquí”, señaló al respecto Cifuentes, que estuvo acompañada en su paseo por la pradera algunos consejeros de su Gobierno y el sucesor de Aguirre como portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida.

En cuanto al caso “Lezo”, hoy mismo el pleno del Congreso de los Diputados debate una moción del PSOE en la que se pide la reprobación del ministro de Justicia, Rafael Catalá; del fiscal general del Estado, José Manuel Maza; y del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, por su implicación en el caso de corrupción.

Dicen los socialistas que se pide la reprobación de Catalá por su “responsabilidad directa” en el caso “Lezo” y en los nombramientos de Maza y Moix, y ante la “ausencia de explicaciones” que ofreció el ministro el pasado miércoles durante su comparecencia en la Comisión de Justicia, en la que fue duramente criticado. Los socialistas apuestan por una iniciativa claramente política y cuyo resultado no es vinculante para el Gobierno como la mejor herramienta para aumentar la presión contra el ministro de Justicia y forzar su salida.

Difícil la dimisión

No obstante, fuentes próximas al grupo parlamentario admiten de la dificultad de forzar el cese de Catalá, habida cuenta de que el Gobierno de Mariano Rajoy ya tuvo un ministro reprobado que no fue destituido, caso del extitular de Interior, Fernández Díaz.

Con todo, los socialistas confían en lograr el apoyo de Podemos y Ciudadanos así como de otros grupos de la cámara, para arrinconar al PP como único grupo que defiende la gestión de Catalá en Lezo.

De esta forma, la tensión entre el ministro y la oposición parlamentaria alcanzará su punto máximo tras una semana de criticas, ataques y acusaciones contra su persona.

Para el grupo socialista, “el señor Catalá no es digno de estar al frente del Ministerio de Justicia”. “Y si el Gobierno, de verdad, quiere hacer algo para combatir la corrupción tiene que cesar al ministro de Justicia y, de no ser así, someterse a la moción de reprobación”, subrayó la portavoz adjunta, Isabel Rodríguez.

Cifuentes entiende “perfectamente” que los ciudadanos “rechacen” al PP tras el caso “Lezo”