El mal resultado, la elección del candidato a la Xunta y el papel de Podemos dividen a la coalición de En Marea

Carmen Santos y Martiño Noriega en el cierre de campaña
|

Los malos resultados obtenidos por la coalición En Marea en las últimas elecciones, en las que perdió un diputado y un senador, además de la posición de segunda fuerza política en Galicia, han reabierto las heridas dentro de la confluencia. Si la campaña electoral empezó con el “divorcio” entre Beiras (Anova) y Yolanda Díaz (EU), el periodo tras los comicios está marcado por la falta de consenso a la hora de establecer la hoja de ruta de cara a las elecciones autonómicas del próximo otoño.
El principal escollo está protagonizado por la elección del candidato que debería representar a la coalición. Y es que mientras que tanto Martiño Noriega, alcalde de Santiago, como la diputada Alexandra Fernández y la secretaria xeral de Podemos Galicia, Carmen Santos, apuestan por diseñar y apuntalar primero el proceso y ya luego elegir al candidato, el alcalde de A Coruña y líder de Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, pretende “que vayamos ya presentándole a la sociedad quien es la persona que va a ser el próximo presidente de la Xunta”, un cargo para el que asegura que ya maneja posibles nombres.
Sin embargo, Noriega, el otro gran puntal de las mareas municipalistas que gobiernan en Galicia, asegura que “el mayor tiempo de exposición antes de unas elecciones puede ser contraproducente”. Por su parte, Santos apuesta por “no anteponer el candidato a consolidar el proyecto político” y Alexandra Fernández considera que “no tiene sentido saber cuál es el candidato antes de saber cuál es el consenso que tenemos alrededor de la construcción de En Marea”.
Y es que este es el otro gran dilema al que se enfrenta la confluencia gallega: el tipo de formación que se presentará en las elecciones de otoño y quiénes estarán en ella.
De cara a la repetición de elecciones ya se produjeron diferencias a la hora de establecer el proyecto, entre los partidarios de un partido instrumental –para lograr de forma directa entrar como grupo en el Congreso de los Diputados–, como pedía Beiras, y los que finalmente se impusieron para mantener el formato de coalición.
Ahora es Podemos Galicia la formación que sitúa la duda sobre la reedición del acuerdo. Según la secretaria Xeral, se volverá a consultar a las bases sobre cuál consideran el mejor prouecto para la Xunta, “como Podemos o como la coalición En Marea”, lo que abre de nuevo la puerta a que se puedan imponer las tesis de parte de los críticos, entre los que estarían los partidarios de Santos y también del exsecretario Breogán Riobóo, frente a las proclives a la confluencia que representan los afectos a los diputados Antón Gómez-Reino y Ángela Rodríguez.

El mal resultado, la elección del candidato a la Xunta y el papel de Podemos dividen a la coalición de En Marea