El BCE asegura que aún hay margen para bajar más los tipos de interés

el presidente del banco central europeo, mario draghi efe/arne dedert
|

El consejero del Banco Central Europeo (BCE) Peter Praet ha publicado una columna de opinión en el portal de investigación Vox titulada Forward guidance and the ECB en la que asegura que el organismo monetario del que forma parte “no se ha quedado sin municiones”.

“Ante las condiciones que vemos que van a prevalecer, nuestra orientación incluye una tendencia a la baja”, indica el alemán Praet. “Esto transmite la idea de que no hemos alcanzado el mínimo en cuanto a los tipos de interés”, asegura.

Praet indica que “el recorte de los tipos sigue siendo una opción para el BCE si las perspectivas en materia de estabilidad de precios lo justifica”.

El BCE mantuvo los tipos de interés en su reunión del pasado jueves 1 de agosto en el mínimo histórico del 0,5%, a la vez que volvió a recalcar que continuarán en ese nivel durante un “largo periodo de tiempo” e incluso insistió en que podrían bajar aún más.

El presidente del BCE, Mario Draghi, justificó la decisión del consejo de gobierno de mantener los tipos en su mínimo histórico debido a la persistente debilidad económica y a las dificultades a la hora de acceder a crédito, aunque destacó que la diferencia entre países no se ha hecho más grande.

Sin embargo, Draghi pintó un panorama más alentador de lo acostumbrado y declaró que los últimos indicadores confirman que existe una “mejora desde niveles bajos” confirmando la expectativa de una posible “estabilización” de la actividad económica en la eurozona.

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno, el economista italiano rechazó las críticas que alertan de una elevada inflación si se continúa con esta política de dinero barato.

“No existen riesgos inflacionistas”, afirmó. “Quiero ser claro, la inflación se situará en línea con la estabilidad de precios a medio plazo y en el objetivo de mantenerse por debajo pero cerca del dos por ciento”, agregó sobre su decisión de continuar con esta política “tanto tiempo como sea necesario”.

Los analistas consultados esperaban que esta reunión del mes de agosto fuera de “transición”, descartando así tanto una rebaja de los tipos como que el BCE situara la tasa de depósitos en negativo. Además, tampoco preveían el anuncio de medidas no convencionales, como, por ejemplo, herramientas para mejorar la financiación a las pequeñas y medianas empresas.

En la reunión de julio, Draghi dio un significativo giro a la política de la entidad al avanzar con claridad meridiana la estrategia a largo plazo del banco, que mantendrá “por un período prolongado” los actuales tipos de interés, sin excluir la opción de nuevas bajadas.

El presidente del BCE también descartó que exista una situación de deflación en algún país de la zona del euro tras ser preguntado por Portugal.

El BCE asegura que aún hay margen para bajar más los tipos de interés