El juez imputa al PP por blanqueo y deja que Barberá declare si quiere

14/03/2016 Javier Maroto en la sede del PP. El vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha dejado en manos de Rita Barberá que acuda a declarar o no según le ha propuesto el juez del caso Imelsa antes de decidir si envía una c
|

El juez del juzgado de instrucción número 18 de Valencia que investiga el “caso Imelsa” ofrece declarar a la exalcaldesa y actual senadora Rita Barberá antes de decidir si eleva al Tribunal Supremo la causa abierta por blanqueo al grupo municipal popular en el consistorio, donde hay 48 investigados y en la que ha imputado al PP.
Fiscalía considera que existen indicios racionales de la participación en el blanqueo tanto de Barberá como del diputado autonómico Miquel Domínguez, por lo que pide que se pase la causa al TS, si bien el instructor sostiene que la instrucción debe considerarse “agotada” antes de dar ese paso.
En un auto, el magistrado Víctor Gómez ofrece tanto a Barberá como a Miquel Domínguez, aforado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, la posibilidad de comparecer voluntariamente en el juzgado para ser oídos en relación con los hechos y su posible participación en ellos “sin sometimiento a interrogatorio alguno” y manifestar lo que consideren para su defensa.
El juez entiende que los dos escritos del fiscal en los que pide que eleve una exposición razonada a la Sala de lo Penal del TS en relación con ambos aforados contienen “indicios racionales” que fundamentan jurídicamente su petición, pero “pese a ello”, señala que no tiene un criterio “tan decidido en cuanto a que, para elevar la citada exposición, la investigación pueda considerarse agotada”.
Según señala en el auto, este trámite “no es perentorio” y “no es deseable correr el riesgo de que esa apreciación no fuese compartida por los altos órganos que en definitiva deben decidir dicha asunción de competencia”, y se muestra partidario de que lo hagan con un “claro criterio” sobre si en la investigación “se ha podido reunir la mayor información útil para la decisión que les compete”.
Al respecto, cree que “cabe y es posible” hacer dos cosas “útiles”: oír de nuevo en declaración a cuatro investigados “cuya indiciaria implicación en los hechos delictivos resulta, aparentemente, de mayor proximidad al dominio material sobre el dinero de supuesto origen delictivo ilícito” y que, cuando fueron llamados a declarar por primera vez, se acogieron a su derecho a no hacerlo y también citar a los dos aforados para que “voluntariamente” puedan ser oídos en declaración.
En relación con los cuatro investigados, el juez, en una providencia, acuerda citar nuevamente a declarar para el 8 de abril al concejal y portavoz del grupo municipal popular Alfonso Novo; a la exedil María José Alcón; a la exsecretaria del grupo municipal popular en el consistorio María de Carmen García-Fuster y a la secretaria de ésta, María José Pi Palau.
Según sostiene el magistrado, su “silencio” en la anterior citación pudo deberse al secreto de las actuaciones que pesaba en la causa, y que ahora ha levantado, y cree que en este momento puede caber la posibilidad de que quisieran declarar “es decir, suministrar información que podría ser valiosa o reveladora de hechos o circunstancias ignotos en este momento, y que podrían servir para aproximarnos a la verdad, que es el único interés y finalidad de toda instrucción judicial”.
En relación con Rita Barberá y Miquel Domínguez, también aforado, sostiene que cabe la posibilidad de que, con acceso al contenido de las actuaciones, puedan, de acuerdo con la ley, “ser oídas voluntariamente si así lo desean”.

El juez imputa al PP por blanqueo y deja que Barberá declare si quiere