Croacia dice que su “plan B” es enviar a refugiados a la frontera de Hungría

|

El primer ministro de Croacia, Zoran Milanovic, confirmó ayer que su “plan B” para afrontar la crisis migratoria consiste en enviar a los refugiados a la frontera con Hungría, desde donde son trasladados a centros de registro a escasa distancia de Austria.

Milanovic aseguró ayer que tenía un “plan B” y horas después confirmó al diario “Jutarnji list” que la estrategia consiste en dirigir a los refugiados que llegan desde Serbia hacia la frontera húngara en el norte.

“Sí, podría decirse que es eso”, contestó al ser preguntado si dirigir a cientos de refugiados a la localidad croata de Baranjsko Petrovo Selo, en la frontera con Hungría, es el “plan B” que anunció.

“Nuestro planes funcionan. Se equivocan aquellos que creen que hay que cerrar Europa con alambres de púas. Eso no es Europa. Esta gente no desea quedarse en Croacia y los detienen aquellos que quieren impedirles llegar a Alemania, que por su parte los quiere recibir”, declaró Milanovic.

Libre circulación

El dirigente croata criticó que la Unión Europea (UE) no actúe para impedir la violación de las normas del espacio Schengen en las fronteras de Grecia, país que a diferencia de Croacia pertenece al espacio de libre circulación.

Agregó que aplicarán ese “plan B” si Serbia sigue enviando a los refugiados a la frontera croata, mientras la UE siga “con los ojos cerrados” y Eslovenia y Hungría impidan el paso.

Por su parte, La policía húngara informó ayer de que interceptó a “un grupo mayor” de refugiados en la localidad de Gyékényes, junto a la frontera con Croacia y a unos 25 kilómetros de Eslovenia.

Aunque la policía no concretó de cuántos refugiados se trata, el portal “Index” informó de que es un grupo de casi mil inmigrantes, que llegaron a Hungría por un puente ferroviario, que cruza uno de los ríos que separa el país de Croacia, el Dráva.

El comunicado de la policía señala que los refugiados son transportados a centros de registro de Hungría.

Austria

El Gobierno de Austria denunció que las autoridades húngaras están llevando a la frontera austriaca, sin ningún tipo de consulta, a cientos de inmigrantes que previamente habían llegado desde Croacia.

Las autoridades croatas trasladaron ayer a la frontera con Hungría a cientos de refugiados en más de una decena de autobuses. Posteriormente, llegó a la zona un tren con más de mil personas.

El ministro de Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, acusó a las autoridades de Croacia de estar incentivando que “masas” de refugiados estén cruzando “ilegalmente” la frontera común y, por tanto, cometiendo un “delito”.

Mientras, Austria espera recibir a unas 1.500 personas a través de la frontera húngara y advirtió ayer de que, en línea con el “principio de proporcionalidad”, puede permitir o denegar la entrada en función de si solicitan o no asilo.

Croacia dice que su “plan B” es enviar a refugiados a la frontera de Hungría