Éxito de convocatoria en la sexta edición de la Roga da Esfolla de A Lavandeira

A Lavandeira Roga da Esfolla
|

El frío y la lluvia reinantes en la tarde de ayer invitaron a los vecinos de Cabanas a secundar una nueva edición de la ya tradicional Roga da Esfolla. Una cita que  reunió por sexto año consecutivo en torno a esta labor tradicional  a más de medio centenar de personas que a lo largo de la tarde se pasaron por el pabellón de A Lavandeira, no solo a colaborar con los vecinos en la deshoja de las mazorcas de maíz, sino también a recuperar sabores de antaño.
El encuentro, convocado por la asociación de mujeres Cabanas Rural, evocó a las antiguas reuniones vecinales de un lugar en torno a las labores de labranza como la siega, la malla, la matanza o el simple arreglo de un camino. “Os veciños axudábanse entre si e o pago dos traballos era con traballo. Cando remataban todos os do lugar, xuntábanse para o celebrar”, explican desde la entidad.

degustaciones
Este mismo fue el espíritu que ayer se vivió en la cita de Cabanas donde los participantes también pudieron degustar castañas cocidas –“zonchos”–, papas de maíz o liscos. No faltó pan elaborado con este cereal y cocido en casa, al más puro estilo tradicional en sus diferentes variedades, ni la manteca casera que los asistentes elaboraron con las antiguas “nateiras”.
Una jornada llena de sabores y trabajo en torno a la deshoja del maíz que estuvo amenizada por la música del grupo Silbarda y de las Cantareiras de Airiños da Capela.

Éxito de convocatoria en la sexta edición de la Roga da Esfolla de A Lavandeira