El Guijuelo desarbola al Somozas

Fútbol - Somozas - Guijuelo - Campo Manuel Candocia.
|

El Guijuelo consiguió una abultada victoria en el feudo del Somozas en un partido en el que fue muy superior a su rival a lo largo de los noventa minutos de juego. Aunque en la primera parte el juego fue muy directo por parte de ambos, en la segunda los dos optaron por jugar más el balón, especialmente la escuadra visitante. Sin embargo el Somozas, a medida que fue avanzando este segundo acto, y con desventaja en el marcador, sí abusó de jugar muy directo.
La primera mitad fue bastante intensa por parte de ambos equipos. Eso sí, los locales no inquietaron para nada la portería rival. Kike Royo fue un espectador de lujo, pues el Somozas no tiró ni una vez a portería. El Guijuelo, mientras, fue de menos a más en este partido. Le costó mucho circular el balón en los primeros minutos, pero poco a poco se fue haciendo con el control de la situación. Su dominio no fue muy intenso, pero sí controló perfectamente a un adversario romo en el aspecto ofensivo.
La primera ocasión del Guijuelo fue un disparo de Maiki que se fue fuera por poco. En ese instante los de Mateo García vieron una vía para hacer daño al rival y la explotaron. Fue a base de diagonales y balones entre líneas. Además Jonathan Martín aprovechó una vez para meter constantemente balones largos en busca de los hombres mas avanzados del Guijuelo. Además, Pino pudo marcar tras un córner, pero el meta rechazó el esférico y, pocos minutos más tarde, una jugada de Maiki por la izquierda sirvió para ofrecerle un balón de oro en la frontal a Julián Luque que de disparo raso y pegado al poste sorprendió a Mandaluniz. Era el 0-1 para un Guijuelo que, pese a no estar cuajando un gran partido, se veía superior a su rival. Así, al poco el Guijuelo volvió a rozar el gol a balón parado, pero el disparo directo de Jorge Julià se fue al lateral de la red. El Somozas, mientras, por más que lo intentó no le hizo daño a un rival que se encontró cómodo en las facetas defensivas.

DISCURSO
En la reanudación el Guijuelo cambió el fútbol directo por una opción de juego de combinación. En los primeros compases empujó el Somozas y el Guijuelo estuvo demasiado atrás. Con el paso de los minutos los visitantes se fueron despegando la salida en tromba del rival y fueron cogiendo con el paso de los minutos, las manijas del encuentro. Así, Pino conectó un certero remate de cabeza tras una falta cuando quedaban veinte minutos para el final. Era el aviso de lo que venía, pues un minuto después una gran contra del propio Pino desde el centro del campo y colándose entre los dos centrales, propició que este se jugara el uno contra uno con el portero antes de anotar el segundo de la tarde.
El tercero no se hizo esperar y llegó tras otra contra comenzada por Dimas y que concluyó con el gol de Julián Duque. El Somozas lo intentó de todas las formas pero estaba claro que no era su día, pues no gozaron apenas de ocasiones de gol.

El Guijuelo desarbola al Somozas