La recogida de tapones sigue su camino de ayuda a Alba

Diario de Ferrol-2014-09-02-006-322e77b3
|

Con el de ayer son ya cinco los camiones que han partido de la nave de servicios del Concello de  Narón cargados de tapones con destino a la planta de tratamiento y con un objetivo, el de recaudar fondos para la campaña promovida por los familiares de Alba. La iniciativa “Alba la promesa”, busca ayudar a una joven que padece una lesión cerebral degenerativa. Esta reside en Cartagena por motivos laborales de sus padres, que son de Ferrolterra, así como sus familiares, que promueven en esta comarca la campaña.
Aspanemi es desde hace tiempo una de las entidades que colabora con esta iniciativa y, como explica su presidenta, Montserrat Fraga, continuarán haciéndolo mientras haya progresos como los que se están dando con la medicación de Alba.
Precisamente el coste del tratamiento es el que hace necesario recaudar fondos a través de las campañas de recogida de tapones –continuarán con el comienzo de curso en los colegios– y otras propuestas que van surgiendo a lo largo del año, con la colaboración de particulares, asociaciones y organismos públicos.
Ayer, la nave de Amenadás se llenó con la realización de toda una cadena humana de colaboradores, para transportar las bolsas de tapones allí acumuladas hasta el camión, que portó las más de ocho toneladas.
Se trata del quinto envío al gestor autorizado de residuos y quedan todavía acumulados suficientes tapones para llenar varios trailers.
Desde la asociación colaboradora Aspanemi se llama la atención, además de en el fomento de la solidaridad que se demuestra en el gesto de no tirar a la basura los tapones sino separarlos para donar, en el camino que sigue este material y que en muchas ocasiones se pregunta por parte de quienes depositan los tapones para alguna causa justa. De este modo, la entidad explica que una vez que se recogen los tapones en los puntos asignados, se revisan y se escogen, rechazando las partes que no sirven –muelles, papeles interiores de los tapones, etc– para trasladarlas al gestor Reserplas de Porriño –en el caso de la campaña de Alba–. Tras la limpieza y acondicionamiento, se trituran y se envían para realizar piezas plásticas a plantas de toda España, como estantes, perchas, etc. Un final y un objetivo solidario que bien merece un esfuerzo.

La recogida de tapones sigue su camino de ayuda a Alba