¡Que comience lo bueno!

femenino de baloncesto entre el Uni Ferrol y el Gernika
|

Más, más y más. El Star Center Uni Ferrol quiere más. No le llegaron haber hecho historia clasificándose para la Copa de la Reina, ni tocar la gloria con su cuarta posición en la liga regular. Tampoco disputar los play-off por el título parece suficiente para la formación departamental, que ahora quiere poner el epílogo a su épica campaña reclamando un hueco en las semifinales del campeonato. Al equipo con uno de los presupuestos más bajos del campeonato solo lo separa de este objetivo otro de los conjuntos “modestos” de la competición nacional, un IDK Gipuzkoa que, en su cuarta campaña en la máxima categoría, también ha roto los pronósticos colándose entre los mejores.
Ambos ya han cumplido con creces sus objetivos, pero pretenden dar un paso más y. desde hoy –Esteiro, 20.00 horas–, y a lo largo de tres partidos, dirimirán una eliminatoria sobre el papel muy pareja. Una puesta en escena de tres actos que, como suele suceder en estos casos, poco tiene que ver con un partido convencional de liga. Por el contrario, esta obra tiene una dinámica propia, un “tempo” interno en el que suma lo que se ve y lo que no se ve; lo que sucede sobre la cancha y lo que ocurre fuera de ella; el desgaste durante cuarenta minutos y la recuperación en tres días; lo que se juega... pero también lo que se siente. 
Y sentir, lo que se dice sentir, tanto Star Center como IDK Gipuzkoa se sienten de maravilla. Las ferrolanas, eufóricas con la posibilidad de que Esteiro, donde se espera de nuevo una “marea blanca”, las lleve en volandas al primer triunfo y que el factor cancha resulte determinante. También se ven reforzadas con la recuperación de una Ana Suárez plenamente “enchufada” de nuevo a la competición y, sobre todo, plenamente confiadas tras demostrar su capacidad de tutear a equipos de cualquier corte, incluso los que físicamente son superiores a él.
Puede que el IDK, que ha ganado ocho de sus últimos diez partidos, que ostenta la vitola de ser uno de los equipos más en forma del campeonato, que ha alcanzado la excelencia en el juego de quien ve cómo –¡al fin!– todas sus piezas encajan, se antoje un rival temible. Probablemente, con su envidiable tripleta interior –la MVP de la liga Nadia Colhado, la poderosa Bulgak y la experimentada “Toch” Sarr–, la fiabilidad de la renacida Ferrari y la mesura en la dirección de Gabi Ocete lo aventaje en algunas facetas del juego, lo sea. Pero eso, ni mucho menos intimida al equipo ferrolano, que a estas alturas nadie duda que siempre se guarda algún as en la manga.

Sensaciones
Lino López y Azu Muguruza han tenido en los últimos días una ardua tarea para trazar las líneas maestras de un plan de partido en el que tan importante como lo que ambos expongan sobre la cancha lo será la capacidad que tengan para contener la euforia de sus jugadoras y canalizar las “ganas” con las que se presentan al partido. Un arranque desbocado sería letal para cualquiera de ambos equipos, pues en este tipo de partidos, en los que hay que hacer mucho para ganar y muy poco para que se escape el triunfo, cuesta revertir la inercia que adquiera el partido. 
Todo está listo. Ambos equipos vestirán sus mejores galas –Kesanen, con molestias, es la única duda en las locales–. Nada puede fallar para dos conjuntos a los que, con el trabajo hecho, ahora les queda disfrutar. l

¡Que comience lo bueno!