Joselu huele de nuevo a gol

Joselu ha estado muy activo en todos los partidos, pero no encontró el premio del gol hasta el duelo del sábado | Jorge Meis
|

No estaba preocupado, pero lo cierto es que los delanteros se nutren de goles y Joselu, el bastión del ataque racinguista, todavía no había estrenado su cuenta esta temporada. Hicieron falta cinco jornadas para que el delantero de Ribeira pusiese fin a esta sequía con un tanto de regusto amargo ante el Compostela. 

“Siempre viene bien marcar, pero no es algo que me preocupe”, advierte. “Los goles llegarán y si no llegan habrá otros compañeros que los marquen”, insiste instalado en ese discurso colectivo que el Racing ha hecho suyo como clave de cualquier éxito. Ya lo advirtió hace unos días Emilio Larraz. Puede que ni Joselu ni David Rodríguez hayan visto puerta todo lo que les gustaría, pero su trabajo en favor del equipo está siendo encomiable, aunque ello les haya restado pegada delante.

Joselu comparte esa idea y asume que lo de los goles es también cuestión de suerte: “Quizás fue el partido en el que menos participé en lo que va de campaña y fue justo en el que marqué. El otro día –ante el Salamanca– tuve tres o cuatro ocasiones muy claras y en este, con una o dos, ya entró. Lo importante es que el equipo vaya mejorando y sumando puntos”.

Y es ahí, donde los sentimientos son agridulces. Porque Joselu vio bien al Racing, “la sensación que yo tuve es que creamos más peligro tras pérdida. Estábamos bien posicionados en el campo y el Compos, aunque tenía la pelota, no lo hacía con profundidad ni generaba ocasiones”. Sin embargo, no fue suficiente para llevarse tres puntos que el equipo ansiaba: “No definimos bien cuando robábamos esos balones, no los aprovechamos”.

Como ante el Zamora, “nos faltó calma cuando estábamos delante. Son detalles que en una categoría con tanta igualdad, si no matas el partido, pasan estas cosas”, lamenta. Porque, “de ganar esos dos partidos en casa, que teníamos encarrilados, estaríamos hablando de otra cosa”, lamenta con esa sensación compartida de que el Racing no ganó un punto, sino que dejó escapar dos.

La única manera de enmendarlo, es mirar con ambición al futuro y Joselu piensa ya en el derbi de Riazor ante el Deportivo. “Tenemos que mejorar cosas e ir allí a ganar”, proclama. El delantero es consciente de la envergadura de una adversario cuya forma de jugar “nada tiene que ver con la del Compos”, pero confía en que, puesto que “los derbis suelen ser todos igualados y disputados”, el Racing pueda sacar partido de su visita al coliseo herculino, dar la sorpresa y “traernos los tres puntos” para corroborar así la línea ascendente de un Racing que cada semana que pasa “está mejorando, a pesar de esos pequeños detalles”.

Joselu huele de nuevo a gol