El gobierno lleva a pleno la creación de un monumento a las víctimas del franquismo

El jueves se debatirán hasta once mociones de los distintos grupos municipales | daniel alexandre
|

El pleno de mañana abordará, entre las once mociones que se plantean a debate, una propuesta que parte de una iniciativa de historiadores e investigadores de la época franquista y que Ferrol en Común ha hecho propia. El proyecto consistiría en la construcción de un monumento a las víctimas del franquismo, que incluiría una nómina de las personas que perdieron la vida en el período que abarca del 36 al 75.


El historiador Bernardo Maiz y el portavoz de Ferrol en Común, Álvaro Montes, presentaron ayer esta iniciativa que pretende, como indicó Montes, “poñer en valor aos moitos familiares que reclaman unha homenaxe ás víctimas”.
Maiz explicó que el proyecto es más ambicioso que lo que se abordará en el pleno pero que se trata de un primer paso, consistente en la elaboración de una nómina de todas las personas que perdieron la vida del 36 al 75 –en este último año se asesinó a Moncho Reboiras y en esa fecha todavía fueron ejecutados ante un pelotón cinco personas, dos de ellas gallegas–.


El monumento sería una obra colectiva, con un listado alfabético de las personas que murieron en defensa de las libertades básicas y que, según explicó Maiz, se estima que en Galicia alcanzó la cifra de 7.000 muertos. La zona de Ferrol, por su esencia militar, fue una de las más afectadas y así de los 900 cargos públicos asesinados en la provincia, 14 alcaldes y 40 concejales –de 73 – pertenecían a la comarca.


También se debatirá la incorporación del Pazo de Meirás al patrimonio público, incluyendo la ilegalización de la Fundación Francisco Franco.


Por su parte, Ciudadanos también dio a conocer ayer una propuesta que plantea al pleno de la corporación, vinculada a la desaparición de los vertederos incontrolados de la ciudad, situados en zonas como Esmelle, Mougá, Montón, San Pablo, Leixa o Santa Mariña. La propuesta pasa por la instalación de cámaras de vigilancia, limitación del acceso de vehículos a esas zonas, poner en marcha una intensa campaña informativa y mejorar las frecuencias de las patrullas de vigilancia. Se trata, explicó la portavoz Ana Masafret, de actuar no solo retirando los vertederos una vez se localizan –100 toneladas anuales de basura– sino evitar que se depositen.


El BNG presentó también públicamente otra de las mociones a debate–también llevará a pleno una sobre el gas propano–, vinculada con la necesidad de un nuevo marco político para Galicia y en apoyo al referéndum catalán. El portavoz nacionalista, Iván Rivas, reclama que el Gobierno acepte la existencia de Galicia como nación, permita la celebración del referéndum catalán y se dote a Galicia de un marco político institucional en el que “os galegos poidan decidir en plena soberanía”.

El gobierno lleva a pleno la creación de un monumento a las víctimas del franquismo