Fallecen más de 230 personas en el incendio de una discoteca en Brasil

los bomberos intenta sacar a las víctimas del interior de la discoteca en llamas efe
|

Al menos 232 personas murieron en la madrugada de ayer en un incendio en la discoteca Kiss de Santa María, en el estado de Río Grande do Sul, al sur de Brasil. Se trata del incendio más trágico de los últimos 50 años en el país.

Con anterioridad, se había informado de que había 245 muertos y 48 heridos. Este error se debió, según las autoridades, a la confusión reinante en las primeras horas.

Las primeras informaciones apuntan a que el incendio se inició por culpa de un espectáculo pirotécnico. El cuerpo de bomberos de la región indicó que el local tenía la licencia caducada desde agosto y que, al tener una sola salida de emergencia, tuvieron que hacer un agujero en la pared para poder actuar con rapidez contra las llamas.

Los guardias cerraron la única salida porque pensaban que la gente se escapaba sin pagar

El fuego comenzó cuando el vocalista de la banda de música que se presentaba ante el público realizó un espectáculo pirotécnico. Las chispas de los fuegos impactaron contra el material de aislamiento acústico del techo, lo que hizo que se propagaran rápidamente las llamas y se extendiera una densa humareda.

Los propios músicos intentaron apagar las primeras llamas, primero con agua, sin conseguirlo, y después con un extintor que había cerca del escenario, pero que no funcionaba.

Algunos medios de comunicación indicaron también que en el momento de la tragedia había 2.000 personas en el interior de la discoteca. Si se confirma esta cifra, supondría el doble del aforo permitido.

Además, según el comandante del Cuerpo de Bomberos de Río Grande do Sul, varios supervivientes –muchos de ellos se encontraban en una zona VIP muy cercana a la salida– aseguraron que los guardias de seguridad bloquearon la única puerta. En un primer momento, pensaron que la gente estaba intentando marcharse sin pagar las consumiciones.

La mayor parte de los cuerpos fueron trasladados al Centro Deportivo Municipal. Allí se realizan las tareas de identificación de los 120 hombres y 112 mujeres fallecidos y se ofrece apoyo psicológico a sus seres queridos.

Además de los fallecidos, 131 personas resultaron heridas graves y tuvieron que ser trasladadas a distintos hospitales de la zona. Esta cifra, igual que sucedió con la de las víctimas, también fue rebajada por las autoridades. En un principio se habló de dos centenares.

Fallecen más de 230 personas en el incendio de una discoteca en Brasil