El PP insiste en que lo más justo es que el partido más votado ocupe la alcaldía

|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, manifestó ayer que su partido intentará negociar con el resto de fuerzas políticas la reforma electoral, pero insistió en su convicción de que es “mucho más respetuoso” con la voluntad de los ciudadanos que sea alcalde quien obtenga más votos.

El jefe del Ejecutivo se pronunció en estos términos al ser preguntado por esa reforma de la ley electoral que el PP quiere sacar adelante antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Rajoy explicó que se reunirá con su partido para definir la propuesta y que intentarán hablarla con el resto de fuerzas políticas, que mostraron su rechazo rotundo a negociar.

Pero dejó claro que cree que es “mucho mejor” que sea alcalde quien es elegido por los ciudadanos que quien es fruto de pactos entre tres, cuatro, cinco ó seis partidos políticos.

El presidente del Gobierno llamó la atención sobre el hecho de que la reforma haya recibido tantas críticas cuando “ni siquiera se ha planteado formalmente” e insistió en que el PSOE incluyó en sus programas electorales pasados que en los ayuntamientos gobierne la lista más votada. Planteó al respecto que, o los socialistas estaban “muy equivocados” entonces o la propuesta “no es tan mala”, máxime cuando se aplica en varios países “importantes” de la Unión Europea.

En el mismo sentido se pronunció el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Íñigo de la Serna, quien considera que la reofrma servirá para que se eviten “segundas vueltas a puerta cerrada, en los despachos”, que en ocasiones dan las alcaldías a la fuerza menos votada.

“Ese tipo de pactos que se producen de espaldas a los ciudadanos nosotros entendemos que deben producirse de cara a los ciudadanos, en el mismo proceso electoral. Y por eso se busca una reforma que se ajuste mejor a lo que realmente están apoyando o no los ciudadanos”, afirmó.

De la Serna opinó que una propuesta como la planteada ahora por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, es “muy razonable”.

El PP insiste en que lo más justo es que el partido más votado ocupe la alcaldía