Derrota del As Pontes en un partido de rivalidad que acabó con polémica

|

Tres puntos pero, sobre todo, dos jugadores expulsados que se perderán el partido del sábado ante el Cerceda fue el alto peaje que el As Pontes pagó en su visita al Racing Vilalbés. Los lucenses puede que hiciesen méritos para llevarse la victoria, pero el partido acabó rodeado de un halo de polémica como consecuencia de las provocaciones denunciadas en las filas pontesas por parte del local Hugo Criado.
Hasta ese momento, el duelo había estado marcado por la intensidad, pero también por la corrección entre dos escuadras que se conocen muy bien. El equipo vilalbés acertó conteniendo la salida del balón del As Pontes y, sin facilidad para combinar, el cuadro visitante pasó muchos apuros. 
Una pérdida en tres cuartos del campo derivó en el primer gol de los de casa a los casi veinte minutos de juego. Una diana que, sin embargo, el equipo pontés supo enjugar antes del descanso gracias a una buena jugada de Bossa, que habilita en la banda a Rubén Pardo y este, tras llegar a línea de fondo, centró para que Santi rematase el tanto del empate.
En la reanudación, de nuevo el balance defensivo del Racing Vilalbés le permitió robar un balón que se tradujo en el segundo tanto local. Una acción que resultó la antesala de la polémica. Esta se desató cuando, tras una falta, un rifirrafe provocado por el local Hugo acabó con una amonestación para él y para Dani, lo que supuso la segunda amarilla para el jugador del As Pontes. En la “revuelta”, Nano se llevó también la roja y, así, el cuadro visitante se quedó con nueve jugadores. En inferioridad numérica y en el marcador, el As Pontes arriesgó y el Vilalbés sentenció a la contra.

Derrota del As Pontes en un partido de rivalidad que acabó con polémica