Pedro Sánchez garantiza que sus presupuestos se basarán en la senda de déficit vigente

|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, garantizó ayer en el Pleno del Congreso que el proyecto de los presupuestos Generales del Estado de 2019 que presentará el Ejecutivo en diciembre se basará en la senda de déficit que ya aprobó el Congreso cuando gobernaba Mariano Rajoy, negando así que se incurra en ninguna ilegalidad.
“Nosotros vamos a presentar unos presupuestos en diciembre con una senda de estabilidad que es la que ahora mismo está reconocida por este Parlamento, hasta tanto en cuanto esa senda de estabilidad no sea revisada y ustedes, la Mesa y los grupos de Cs y el PP, dejen de obstruir parlamentariamente una ley que está ganada con el voto de la mayoría parlamentaria”, afirmó Sánchez.

Senda del déficit
Esta fue la respuesta que dio a Rivera cuando este le pidió que aclare si los presupuestos que quieren aprobar el Gobierno y Podemos se ajustarán a la senda de déficit del 1,3%, que es la que está vigente, o si supondrán un déficit del 1,8% del PIB, que es el objetivo que aprobó el Consejo de Ministros pero que no ha conseguido el visto bueno del Congreso.
El líder de la formación naranja acusó al jefe del Ejecutivo de “engañar a los españoles y querer engañar a Bruselas” con el plan presupuestario que remitió el  lunes a la comisión Europea, y le advirtió de que basar las cuentas públicas del  año en una senda de déficit aún no aprobada supondría un “fraude”.
“Ha llevado a Europa una senda que no existe”, el Gobierno “tiene que adecuarse a la senda aprobada por esta Cámara”, subrayó Rivera, que recordó que la nueva senda de déficit propuesta por el Ejecutivo socialista no salió adelante.
Y ahora, “el señor Iglesias tiene que ir a una cárcel a negociar los presupuestos en su nombre”; con “los que han dado un golpe a la democracia en nuestro país usted es capaz de sentarse a negociar unas cuentas” para “seguir un cuartito de hora más en la Moncloa”, indicó sobre la reunión que el secretario general de Podemos mantendrá con el líder de ERC, Oriol Junqueras, que se encuentra en prisión provisional.
El presidente del Gobierno pidió a Rivera que “deje de mentir, de insultar y de calumniar” y haga oposición. “Abandone la crispación y vuelva a la moderación”, agregó Sánchez después de que el líder de Cs lo acusara de “meter un sablazo” de 670 millones a los conductores de coches diésel y otro de 420 euros al año a los autónomos, argumentando que eso es lo que les subirían las cotizaciones a la Seguridad Social como consecuencia del incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros.

Clases pudientes
Para el presidente de la formación naranja, las propuestas fiscales del Ejecutivo socialista suponen que considera “rico” a “un señor que llena el depósito (de su coche) para llevar a su hijo al colegio o ir a trabajar”, mientras que Sánchez aseguró que las subidas de impuestos afectarán a “las clases más pudientes”.
El jefe del Ejecutivo recordó que el plan acordado con Podemos implica que pagarán más por el Impuesto sobre el Patrimonio aquellos que posean más de diez millones de euros, que se subirá dos puntos el IRPF a quienes ganen más de 130.000 euros y cuatro puntos a los que ingresen más de 300.000 euros y que se aumentará la presión fiscal sobre las grandes corporaciones que ahora pagan un tipo efectivo por debajo del 10%, y a cambio se rebajará dos puntos el Impuesto de Sociedades a las pymes que facturan menos de un millón de euros al año.

Cuotas mínimas
Por tanto, “no engañe a los españoles” y “deje de mentir a los trabajadores autónomos”, pidió a Rivera antes de aclararle que no se van a “subir las cuotas mínimas” a este colectivo “como consecuencia de la subida del salario mínimo a 900 euros”.
Además, Sánchez aprovechó para defender el incremento del salario mínimo como “una cuestión de dignidad en el trabajo” y reprochó al líder de la formación naranja que hace diez años “pidiera un SMI de 1.000 euros al mes” y ahora critique la subida menor que ha sido planteada por el PSOE y Podemos.
“Para usted, trasnochado es subir el salario mínimo; con lo cual, lo ‘cool’ para Ciudadanos es que un millón de trabajadores licenciados estén en riesgo de pobreza. Lo trasnochado para el señor Rivera es defender el feminismo, y lo ‘cool’ es defender la desigualdad laboral”, señaló.

Pedro Sánchez garantiza que sus presupuestos se basarán en la senda de déficit vigente