El acusado de abusar de la sobrina de su pareja alude a una posible venganza

|

El acusado de abusar sexualmente –y de forma continuada– de la sobrina de su pareja en la localidad de Ortigueira negó ayer los hechos, al tiempo que manifestó que no entiende el motivo de la denuncia porque “nunca” le hizo nada a la menor.
“No me explico la denuncia. Me cogió por sorpresa”, declaró ayer el procesado en el juicio celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña, en el que también testificó la víctima a puerta cerrada.
En su declaración, el hombre, que se enfrenta a una pena de 12 años de prisión y diez de libertad vigilada, negó que cuando la pequeña tenía entre 11 y 13 años le realizase tocamientos, la desnudara, tocara los genitales con las manos o que llegará incluso a la penetración vaginal. “Nada de eso es cierto”, concluyó.
El acusado alegó que “casi siempre” está fuera, puesto que el 95% del tiempo, por motivos de trabajo, tiene que viajar por diferentes puntos de la geografía mundial. De hecho, explicó que hubo un año en el que sólo paso dos breves temporadas en su domicilio, y el resto del tiempo estuvo “trabajando fuera”.

Mala relación
A lo largo de su declaración, el acusado indicó que la menor iba algunas veces a su casa a jugar con sus hijas, pero asegura que “en ninguna ocasión” estuvo a solas con ella. Solamente, dijo, de “manera puntual” lo acompañó al trastero a dejar unas cajas.
A preguntas de las partes, el hombre señaló que no entiende el motivo de la denuncia. “No me lo explico”, manifestó con sorpresa el procesado, quien en un primer momento pensó que podría ser por la “mala relación” entre las hermanas, pero sigue sin comprender lo que les ha llevado a presentar una denuncia de este gravedad contra él.
Los hechos tuvieron lugar supuestamente, según la Fiscalía, en los últimos meses del año 2010 y los primeros meses de 2011, prolongándose hasta el año 2014. Cuando la menor contaba con 11 años de edad, el acusado, “guiado de ánimo lúbrico, comenzó a efectuarle tocamientos en los pechos, en las nalgas y en los genitales cuando la visitaba en su domicilio o cuando ella acudía al suyo a visitar a sus primas”. l

El acusado de abusar de la sobrina de su pareja alude a una posible venganza