“No se necesita mucho dinero para comenzar un proyecto”

González Rey, durante el pasado Mini Market en el Torrente j. meis
|

Con apenas 30 años Luis González ya ha conseguido ponerse al frente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Ferrolterra al mismo tiempo que ha sacado adelante un negocio –Error Ferrol– cuyo crecimiento ha sido visible a ojos de todos los ferrolanos. Pretende seguir la línea de sus antecesores, Rilo y Dobarro, que, según dice, tomaron las decisiones adecuadas en el momento adecuado para hacer de la entidad empresarial lo que es hoy en día.
Tiene que claro que su papel es, esencialmente, el de mediador y gestor, pero sobre todo mediador. Cree que la diplomacia es fundamental en todos los aspectos de la vida y también al frente de AJE, donde tiene que lidiar a diario para defender el bien común de todos los asociados.
Deja claro que los jóvenes que emprenden no son niños ricos con acceso fácil al dinero, sino “curritos” en la mayoría de los casos.

Podría decirse que es usted nuevo en el cargo, pero no novato. Ya tiene cierto bagaje dentro de la asociación.
Sí, estuve toda la etapa de José Manuel Rilo porque quiso continuar con la directiva que tenía Cristobal Dobarro, con quien estuve de vocal. También acompañé a Rilo en AJE Galicia.

¿Y cómo le ha servido esa experiencia para afrontar el nuevo cargo?
Principalmente para tener rodaje, conocer gente, la experiencia de saber mediar y aprender a ser diplomático. Cuando estás en el cargo tienes que saber que los intereses generales de los asociados están por encima de los individuales y para eso se necesita mucha diplomacia. Es una de las muchas cosas que aprendí de los dos anteriores presidentes.

¿En que situación cogió las riendas de AJE?
Siendo una entidad en crecimiento, con las cuentas saneadas y consolidada. En fin, una situación ideal para continuar con esa línea, generar nuevos recursos y nuevas dinámicas. Está claro que no es lo mismo empezar un proyecto de cero que cogerlo en esta situación.

¿Pero hay algo que le esté costando gestionar?
Si es cierto que, desde fuera, la asociación está un poco encasillada políticamente, parece que todos los empresarios somos de derechas, lo cual no es cierto. Los jóvenes empresarios somos emprendedores, autónomos que no tenemos grandes empresas, así que no nos vemos reflejados en términos como “patronal”. De hecho, todos los que participamos en esta asociación somos trabajadores en nuestras propias empresas, no nos pasamos el día en reuniones ni en consejos de administración.

¿Pretende que su gestión sea continuista?
Queremos continuar con las bases: que la asociación sea totalmente apolítica , que tenga una infraestructura sólida, que se sustente con las cuotas de los asociados y no dependamos de ayudas o subvenciones. El objetivo es acercarnos al emprendedor, que es lo que somos todos nosotros y nos gustaría romper con el estigma elitista de que a los jóvenes empresarios nos llueve el dinero para sacar adelante los proyectos.
Es importante que seguimos generando sinergias entre nosotros y desarrollemos proyectos en común. Va a ser continuista desde el momento en que las propuestas que se estaban llevando a cabo fueron efectivas.

¿Como cuáles?
Principalmente las relaciones con fomentar el emprendimiento. Por ejemplo, este año hicimos el Mini Market, que sigue la linea de Ferrolterra Emprende Xove, pero de una forma más cercana, menos protocolaria.
En el Torrente Ballester se hizo una pequeña feria de muestras donde los alumnos tomaron el protagonismo y expusieron sus proyectos. En la próxima edición queremos hacer algo más grande, más parecido a la Feria de Muestras de antaño, pero dirigido a las ideas emprendedoras de los alumnos.

¿Vieron potencial en ese programa piloto?
Existe potencial y se ha demostrado, pero no hay que dejar de intentar meter el germen del emprendedor. Nos sorprendió la cantidad de cerebros con buenas ideas que tenemos en la comarca y lo poco explotados que están. Y no se llevan a cabo estas ideas por el miedo, porque la gente cree que es necesario hacer grandes inversiones, cuando muchos de los proyectos que se han presentado en esta edición del Mini Market demostraron que con muy poquita inversión serían asombrosos.

Y más allá de esta responsabilidad social, ¿que otras labores tiene por delante?
Por otro lado está la labor estrictamente asociativa, con networkings, formaciones, reuniones, foros y demás eventos pensando en los asociados.
Por ejemplo, próximamente tendremos una reunión de las diferentes entidades de AJE en Galicia. Vendrán a Ferrol y les daremos un paseo por la ría para mostrarles las potencialidades de la zona, lo cual es una forma de promocionar la comarca empresarial y turísticamente.

Hablando de las comarcas, ¿en qué punto se encuentra la estrategia de expansión a Eume y Ortegal?
En ese aspecto intentamos continuar la labor que había iniciado Rilo. En diciembre hicimos un networking en Ortigueira y el concello quedó encantado. Recientemente nos hemos reunido con el alcalde de Cedeira para potenciar las relaciones en la zona a base de reuniones de trabajo, que es la principal herramienta de esta asociación, donde se establecen relaciones, se generan ideas, se aprende y ello permite que nuestros asociados crezcan mutuamente.
Además, la primera o la segunda semana de julio queremos hacer una gran reunión a nivel autonómico junto con la Asociación de Empresarios Usuarios de Suelo Industrial de As Pontes para abrir al resto de AJEs gallegas el polígono de Penapurreira.

Dentro de las relaciones entre asociados de las que habla, ¿han calculado qué beneficio neto se ha obtenido de ellas?
Este año no tenemos todavía datos exactos, pero por ejemplo el año pasado generamos solo entre los asociaciones un volumen de negocio cercano al millón de euros y generamos unos 600 puestos de empleo directos.

“No se necesita mucho dinero para comenzar un proyecto”