Los comuneros de Chá analizan el futuro aprovechamiento de los montes

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-13a8cd04
|

La asociación de comumeros de los montes de Chá se preparan para poder sacar partido a las propiedades de Brión y Doniños, de las que podrán hacer uso tras la aprobación de la ordenanza municipal que regula su uso por parte de los que en su día fueron los legítimos propietarios, los vecinos de la zona.

Aunque todavía no están definidos sus usos, este fin de semana llevaron a  cabo una actividad con el fin de llamar la atención sobre la riqueza arqueológica de la zona y la necesidad de mantener los montes limpios.

Así, en torno a una veintena de voluntarios se dieron cita en los montes de Chá de Brión para proceder al rozado de una zona que dejó al descubierto una de las mámoas que se encuentran en esta zona y que estaba geolocalizada, pero cubierta a la vista por tojos y maleza.

La mámoa, en cuyo entorno se trabajó de forma manual para no dañarla, tiene aproximadamente 20 metros de diámetro y dos de altura, con un hueco de violación  –el agujero resultante de ser expoliada en el pasado, posiblemente  para aprovechar las piedras del dolmen– bastante grande en el centro, tal y como explicaron los participantes en la actuación.

La idea de esta iniciativa era divulgar entre los vecinos la riqueza del monte frente al abandono y las agresiones que sufre, en muchas ocasiones, el patrimonio arqueológico. Recientemente, de hecho, se denunció por parte de asociaciones los daños ocasionados en un castro de Doniños.

Con la vista puesta ya en el aprovechamiento de los montes de Cha –aunque todavía restan algunos trámites administrativos para que la ordenanza pueda ser aplicada–, la asociación de comuneros prepara para el mes de noviembre unas jornadas en la AVV de Doniños en las que tomarán parte representantes de otros montes vecinales, explicando los proyectos que se desarrollan en  zonas similares. Así, se espera la participación de los comuneros de Esteiro, en Muros y Carballo, en Friol, para explicar sus experiencias como ejemplos de usos del monte.

También se espera poder explicar proyectos de recuperación arqueológica o de control de vegetación a través del caballo de monte, como sucede en la sierra de Barbanza, que permite mantener el tojo controlado y mantener así los elementos patrimoniales que abundan en los montes gallegos, como las mámoas o los castros.

Los comuneros de Chá analizan el futuro aprovechamiento de los montes