NARÓN - Un alto porcentaje del alumnado opina que los entornos escolares son “seguros” o “muy seguros”

Diario de Ferrol-2014-09-17-017-7fa4d6c6
|

El Concello de Narón viene trabajando desde hace años en el asunto de la seguridad vial. Tal es así, que este municipio es de los pocos que existen en Galicia con un parque de seguridad vial permanente, en el que los escolares aprenden a interpretar y utilizar correctamente aquellos elementos de seguridad que existen en las ciudades para que peatones y conductores circulen con responsabilidad y de manera adecuada.
El último paso dado por el gobierno municipal en esta dirección lo ha llevado a cabo la Fundación Mapfre y tuvo como protagonistas a los alumnos delos colegios de A Solaina, Piñeiros y O Feal, este último situado en la zona rural.
El informe de Inspección de Seguridad Vial presentado ayer por el alcalde de Narón, Xosé Manuel Blanco Suárez, y el  director   del área de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Julio Laria,  desvela que un alto porcentaje de los escolares de Narón opinan que los centros escolares donde estudian son seguros. Siete de cada diez alumnos del colegio de A Solaina, en el que se localiza  el parque de seguridad vial, opinan que su entorno vial escolar es “seguro” o “muy seguro”. Sin embargo también identifican algunos factores de riesgo, como un insuficiente estado de conservación de las vías, escasez de plazas de aparcamiento y estrechez de las aceras. Los padres, profesores y conserjes también proponen para mejorar la seguridad vial adecuar las infraestructuras, habilitar carriles-bici y restringir el tráfico de vehículos.
Los alumnos del colegio de Piñeiros, en el que casi el 80% de su alumnado considera “seguro” el entorno escolar, identifican como factores de riesgo la escasez de plazas de aparcamiento para motos y coches (69,4%) y la velocidad de los coches en el entorno del colegio (36,1%).
Por su parte, los alumnos y profesores del colegio de O Feal, la mayoría de ellos procedentes de entornos rurales y que acceden en autocar al centro, revelan este último como factor de riesgo y proponen, a modo de mejoras, ampliar y optimizar los sistemas reguladores de tráfico, incrementar las señales de advertencia de colegio, habilitar cinturones de seguridad en los autobuses e incorporar marquesinas y señalización en las paradas del transporte escolar. A modo de conclusiones, la Fundación Mapfre propone restringir el tráfico en las calles próximas al centro, incrementar la presencia policial y habilitar carriles-bici. 

 

NARÓN - Un alto porcentaje del alumnado opina que los entornos escolares son “seguros” o “muy seguros”