El Star Center compite hasta el final a pesar de las dificultades

IDK Gipuzkoa-Star Center/Uni Ferrol 18ª jornada, Liga Femenina 1 de baloncesto José Antonio Gasca Pedro Martínez/Diario Vasco (4-2-2017) TEXTO: María Pérez Araújo trata de impedir el lanzamiento de Nadia Colhado
|

Era consciente el Star Center-Uni Ferrol que, entre la baja de su jugadora más destacada –la lesionada Ana Suárez–, la falta de una rotación y la calidad de su rival, el partido que lo enfrentaba ayer al Gipuzkoa iba a ser complicado de sacar adelante. Y, aunque no lo hizo, al menos el equipo ferrolano se fue con el regusto de haber competido durante la mayor parte del tiempo ante un adversario que, pese a demostrarse superior, no tuvo las cosas fáciles a la hora de sumar su octava victoria de la temporada –una menos de las que en la actualidad lleva la escuadra de la ciudad naval–.
No se notó demasiado la baja de Ana Suárez en el primer cuarto, porque en estos minutos apareció la mejor versión anotadora de Vilma Kesänen, la encargada de suplirla. Pero después de un primer cuarto repleto de alternativas, con el equipo ferrolano alternando defensas para protegerse de las personales, la falta de rotaciones con la que se presentó el partido se empezó a notar, especiamente, en el segundo parcial del enfrentamiento. 
Fue en ese momento cuando, entre algunas pérdidas del equipo ferrolano que se convirtieron en rápidas transiciones y canastas cómodas del Gipuzkoa, y los problemas que tuvo el Star Center-Uni Ferrol para encontrar la canasta rival, las diferencias empezaron a irse por encima de los diez puntos. El cuadro visitante, sin embargo, no quería que el encuentro quedase resuelto ya antes del descanso, así que subió su nivel defensivo –además de los fallos que cometió el rival– y, de esta manera, fue capaz de irse al intermedio con sus opciones, más o menos, intactas.

extremos
Sin embargo, el Star Center-Uni Ferrol regresó como dormido al juego, lo que su rival aprovechó para volver a poner las diferencias por encima de los diez puntos hasta alcanzar su máxima renta (53-39, min. 36). Fue ese el momento en el que el técnico Lino López pidió un tiempo muerte para recordarle a sus jugadores cómo debían jugar en San Sebastián y eso se tradujo en un parcial de 4-14 que permitió al cuadro de la ciudad naval seguir con opciones cuando llegó el último cuarto del encuentro.
Centrado, ahora sí, en lo que estaba en juego, el equipo ferrolano obligó a su rival a rendir a su mejor nivel para volver a despegarse en el marcador. No tardó ni cuatro minutos en conseguirlo pero, cuando estaba muy por encima en el marcador, el Star Cente-Uni Ferrol hizo su último esfuerzo y, aunque no fue capaz de que la desventaja bajase de los ocho puntos, al menos se fue del partido con un buen sabor de boca a pesar de la derrota.

El Star Center compite hasta el final a pesar de las dificultades