Todo listo en los concellos para pulsar el botón de encendido de la Navidad

|

Si la apertura del Belén de la Orden Tercera marca un hito en la cuenta atrás para las fiestas navideñas, hay otro que es esperado con similar ilusión sobre todo por los más pequeños, el encendido de las luces de Navidad.
Aunque algunos concellos ya han puesto luz a las arcadas de las calles, la mayoría esperan a la semana del puente de la Constitución para dar el pistoletazo de salida a la Navidad y comenzar a crear un ambiente, que ya empieza a vivirse con los adornos en casas y establecimientos.
En Ferrol será de nuevo la plaza de Armas la que acoja el acto inaugural del encendido, el martes 5 a las seis de la tarde.
Aunque la empresa que se encarga del alumbrado navideño, Iluminaciones Santiaguesas, es la misma del año pasado, ya ha anunciado algunas novedades como la que se podrá ver en la calle Real. Habrá una decoración de metacrilato fluorescente que alumbra de noche pero cuyos colores pueden apreciarse ya durante el día.
En la calle Magdalena se ven ya figuras de montañas nevadas en tonos azules y en otras calles se reparten motivos circulares, geométricos y vegetales en distintos colores. En plazas como Amboage o España ya se han instalado figuras, como un árbol de 14 metros y conjuntos florales.
La iluminación estará encendida hasta el día 8 –en Ferrol el 7 se celebra San Xiao y mantiene el alumbrado– hasta las doce de la noche, aunque las fechas señaladas se mantendrá brillando más allá de la media noche.
El coste de la campaña, con luces de bajo consumo, ascendió a 77.682 euros. Además, se cuenta con luces de propiedad municipal que suman más de 200 elementos y que ya se han distribuido por los barrios periféricos y en la zona rural. El Palacio Municipal vuelve a contar con su cortina de hilos lumínicos y se colocará el Belén en Armas.
En Narón la cita con el esperado encendido navideño será también el día 5, en los jardines de la Residencia San José, en Piñeiros. Allí se iluminará un árbol natural de 25 metros de altura.
Además, estarán en funcionamiento las 168 arcadas que se han instalado estos días en las zonas rurales y urbanas así como otra ornamentación en plazas, glorietas y en el propio edificio del Concello, con cortinas y cascadas lumínicas
La inversión del Concello que dirige la alcaldesa Marián Ferreiro, es de 50.146 euros.
Más allá de estos dos municipios, la inversión y la vistosidad de la iluminación navideña disminuye pero todos, en la medida de sus capacidades, optan por dedicar alguna cuantía a las luces de Navidad, una demanda vecinal que se extiende a todas las parroquias y que cada año intentan ampliar los concellos.
En Fene las calles ya cuentan con las arcadas a la espera del encendido, que también se espera poner en marcha el día 5. La inversión ronda los 11.000 euros. Por su parte, el Concello de Neda ciñe la inversión a 4.000 euros para un total de 31 adornos, la mayoría de ellos arcadas en las calles, además de la típica ornamentación en balcones de inmuebles municipales como Concello, Casa de Cultura o Casa das Palmeiras –la iluminación se encenderá el día 6 de este mes–.
El municipio de Pontedeume, también muy visitado durante la Navidad, invertirá en torno a 17.000 euros para iluminar la villa. La Alameda –que contará también con los puestos navideños en las fechas más próximas a la Navidad– será uno de los espacios centrales. Las luces comenzarán a brillar ya antes del puente, la tarde del día 5, para tener todo listo de cara a esos días festivos.
Por su parte, Mugardos invierte en torno a 10.000 euros, con 15 cortinas de luces en la avenida de Galicia e iluminación en la fachada del Concello. Las farolas de la avenida del Mar contarán también con adornos geométricos para mejorar la imagen. Desde el día 6 de diciembre al 8 de enero estará encendido el alumbrado, que llegará con la distribución de 20 arcos de luz.
La iluminación navideña en Ares comenzará a funcionar el día 6 con un gasto económico de unos 5.000 euros y arcadas y figuras distribuidas por la villa para animar las fiestas.
Otro municipio con importante despliegue de adornos navideños es el de As Pontes, donde la inversión asciende hasta los 11.000 euros. En la villa pontesa se esperará al día de la Inmaculada para el encendido oficial de las luces festivas y los adornos distribuidos por plazas y fachadas municipales. Unos 6.000 euros se gastan en Cedeira para lucir sus calles y su casco antiguo con una iluminación que se encenderá la semana del 11 de diciembre.
Con menores cuantías económicas y número de adornos, otros concellos como Valdoviño o Cabanas –gastan unos 3.000 euros– preparan también su encendido navideño para abrir las puertas a la Navidad y esperarán al segundo fin de semana de diciembre. l

Todo listo en los concellos para pulsar el botón de encendido de la Navidad