Conde señala a la Mina Sonia como un ejemplo de compromiso con el entorno

Un momento del acto celebrado ayer en la explotación, situada en el lugar de Cañoles, en Mañón
|

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, acudió ayer a Mañón para participar en el acto de conmemoración de los 50 años de actividad de la Mina Sonia, una explotación perteneciente a Cuarzos Industriales y que desde 1996 está integrada en el grupo FerroAtlántica. El responsable autonómico destacó que el funcionamiento de la explotación es un ejemplo “de transformación dunha mina do século XX nunha mina do século XXI” y que constituye una muestra de “compromiso entre natureza e progreso”, la línea por la que, según dijo, ha de avanzar el futuro de la minería en Galicia.
En la puesta en marcha de la Mina Sonia, en el año 1963, se implicaron hace medio siglo un inversor polaco, Karon Colonna, el emprendedor gallego Ramiro Muñiz y el prestigioso geólogo Isidro Parga Pondal. Hoy en día, como señaló también el director de la mina, Roberto Almuiña, es una explotación integrada en su entorno natural a través de un ambicioso programa de recuperación de la flora y fauna local que ya ha dado resultados cuantificables en las zonas regeneradas. “Hemos catalogado 109 especies vegetales que están presentes en la superficies restauradas, en tanto que corzos, jabalíes y zorros se han convertido en visitantes asiduos”, dijo.
Al acto acudieron ayer, junto al conselleiro y el director de la mina, la jefa territorial de la Consellería de Economía e Industria, Susana Vázquez Romero, los alcaldes de Mañón y O Vicedo, Alfonso Emilio Balseiro y José Jesús Novo, y el presidente del grupo FerroAtlántica, Pedro Larrea. Según se puso de manifiesto en la ceremonia, el compromiso de la empresa con el entorno se plasma también en el ámbito social y laboral, además del medioambiental. Así, se contrata preferentemente a vecinos de la zona y se cuenta con proveedores locales, además de colaborar en iniciativas culturales y deportivas de la comunidad. Como destacó Pedro Larrea, “el modelo de gestión busca la eficiencia a través de la optimización del aprovechamiento de los recursos mediante la planificación de la explotación a largo plazo; la actualización tecnológica de la maquinaria minera y de las plantas de tratamiento, además de la adaptación a los mercados por medio de la innovación y el desarrollo de sus productos”.
El cuarzo de la Mina Sonia se exporta actualmente a países como Islandia, Noruega, Canadá, Francia, Italia, Venezuela o Polonia y abastece a las plantas de FerroAtlántica de Cee, Dumbría y Sabón. Su capacidad anual de producción es de 150.000 toneladas.
El titular de Economía e Industria consideró que el sector de la minería ha de ser una fuente de riqueza para los gallegos “sempre que o proxecto cumpra os requisitos medioambientais, económicos, técnicos e industriais esixidos”. Se trata de un ámbito económico, recordó, que genera actualmente 7.000 puestos de trabajo en la comunidad y que representa el 1,2% del PIB gallego. “Unha industria, polo tanto, estratéxica para Galicia e para o seu desenvolvemento económico e social”, concluyó.

Conde señala a la Mina Sonia como un ejemplo de compromiso con el entorno