A Coruña aspira a establecerse como ciudad refugio de forma permanente

El Ideal Gallego-2015-09-08-007-a89084bc_1
|

El Ayuntamiento de A Coruña ha iniciado una ronda de trabajo con entidades sociales y vecinos de la ciudad para convertirse en una “ciudad refugio” más allá de la situación puntual de recibir a desplazados sirios.

La concejala de Igualdad y Diversidad, Rocío Fraga, presidió un encuentro en el que se valoraron los recursos, tanto públicos como privados, con los que cuenta A Coruña para poder establecerse como ciudad refugio.

La urgencia de la situación actual motivó el mantenimiento de la reunión, programada desde la pasada semana, a pesar del luto oficial decretado en respeto y solidaridad con las víctimas y las familias del accidente que tuvo lugar el pasado sábado en Carral.

Fraga explicó que en esta cuestión, hay que ir “más allá” del caso actual de los desplazados sirios.

“Esto tiene que sobrepasar esta emergencia puntual; si queremos ser un ayuntamiento de acogida tenemos que trabajar tanto con las entidades como con la propia ciudadanía”, apuntó la responsable de Igualdad.

Según fuentes municipales, a la espera de mantener una reunión con la Xunta, que es la Administración que tiene derivadas las competencias estatales en materia de acogida, el Ayuntamiento trabaja para determinar el número de personas que la ciudad está en disposición de acoger. Fraga señaló que ya existen “importantes” avances tras la reunión con las entidades.

“Ya hubo ofrecimientos concretos de números de plazas, como el caso de Padre Rubinos, que puso a disposición de los refugiados, no solo un techo, sino el apoyo completo de sus profesionales”, dijo la edil. La entidad benéfica ofrece 25 plazas en sus instalaciones de Los Rosales para acoger a los ciudadanos sirios que huyen de la guerra.

inmuebles

Por otra parte, el Ayuntamiento también revisará los inmuebles de titularidad municipal que tiene disponibles. “Ahora mismo, muchos de los pisos están sirviendo de apoyo a personas afectadas por desahucios, pero ya estamos revisando el parque de viviendas propias con el que contamos. Además, trataremos de facilitar los alquileres sociales a las entidades benéficas”, comentó la concejala de Igualdad.

Asimismo, de cara a un posible acogimiento de desplazados en viviendas familiares, Fraga quiso enviar un mensaje a los coruñeses, a los que agradeció su disposición y solidaridad.

“Creemos que esta puede ser una solución, pero de carácter puntual, por lo que tenemos que pensar en otras opciones. No estamos todavía en disposición de saber cuál es el volumen de personas que va a pasar por la ciudad solo de modo temporal o van a tener una estancia más larga”, matizó Fraga.

“Queremos que los vecinos sepan que estamos trabajando en eso, en la búsqueda de soluciones a medio y largo plazo, que deben de ir acompañadas de medidas de inserción educativa, sanitaria y sociolaboral”, dijo, al tiempo que informó de que los vecinos podrán realizar ofrecimientos a través de internet.

A Coruña aspira a establecerse como ciudad refugio de forma permanente