Puigdemont exige al “sindicato del 155” que aclare si le dejarán ser presidente

Intervención de Puigdemont por videoconferencia desde Bruselas | toni albir (efe)
|

El cabeza de lista de JuntsxCat, Carles Puigdemont, exigió ayer al “sindicato del 155” –en alusión al PP, Cs y el PSC– que aclare si le dejarán presidir la Generalitat si gana las elecciones.
“Rajoy, Sánchez, Arrimadas, Albiol, que es el sindicato del 155, ¿respetaréis el voto de los catalanes? ¿Nos dejaréis ser diputados, presidente o consellers?”, preguntó por videoconferencia durante un mitin en el Ateneu de Igualada ante más de 750 personas, y en el que también participó el número 6, Josep Rull –que estuvo encarcelado–, y otros miembros de la lista. Según Puigdemont, hay que preguntar a los representantes de estos tres partidos si respetarán el resultado de las urnas, teniendo en cuenta que “hablan de valentía, coraje, y se ríen de forma inhumana e indecente del sufrimiento de otros”.
Pese a confiar en que los catalanes enviarán a estos partidos “a la papelera de la historia”, insistió en preguntarles si se comprometen a retirar el 155 si pierden, para que los ciudadanos sepan, en caso de que digan que no, qué partidos están dispuestos a defender sus intereses.

Para Puigdemont, los partidarios del 155 tienen “al primo de Zumosol, Rajoy, cuando las cosas no vayan bien”, y dio por hecho que se pondrán de acuerdo si es necesario para configurar un Govern en que coincidan Iceta, Arrimadas y Albiol.
El cabeza de lista de JuntsxCat apeló así a derrotarlos para poder avanzar y evitar que hagan “retroceder a Cataluña en materia de autogobierno, en clave económica, a nivel social, cultural, de educación e infraestructuras”.
“Podemos ver como conseller de Interior a Albiol, o puede que de Cultura”, ironizó Puigdemont, como también hizo sobre la promesa del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de reformar la Constitución. Según Puigdemont, Europa mira más que nunca a Cataluña y está a la espera del resultado de las elecciones: “Si el resultado es nítido, no entraré solo en el Palau: Me acompañarás tú, Rull, y Turull, y entraremos con la cabeza bien alta”, aseguró el líder catalán.
Rull, que reivindicó que JuntsxCat es una lista transversal y la que más se parece a la realidad catalana, dejó claro que quiere que Puigdemont pueda entrar de nuevo en el Saló Tápies de la Generalitat –donde se reúne el Consell Executiu– para que “vuelva a presidir el Govern legítimo”.
En su opinión, a la Presidencia de la Generalitat no la podían someter “a la ignominia y humillación” a la que sometieron a parte de los miembros del Govern, y reivindicó que Puigdemont ha defendido la dignidad de la Generalitat, en Cataluña y en Bruselas.
Ayer también fue el día en el que la exconsellera Meritxell Borrás (PDeCAT) reapareció tras su salida de la cárcel. Fue en La Garriga (Barcelona), donde entre abrazos y aplausos de sus compañeros de partido, agradeció las cartas y postales de apoyo recibidas en la cárcel. Borrás, militante del PDeCAT y que ha decidido no ser candidata de JxCat para el
21-D, apareció por sorpresa y fue invitada a subir al escenario del acto de campaña.

Puigdemont exige al “sindicato del 155” que aclare si le dejarán ser presidente