“Confío en que vamos a conseguir la permanencia”

La plantilla, en su regreso al trabajo tras las Navidades, con energías renovadas y muy buen ánimo
|

 

Trece partidos y poco más de dos meses y medio de competición, eso es lo que le resta al Universitario para concluir su segunda experiencia en la máxima categoría del baloncesto nacional. Toda una segunda vuelta del campeonato en la que el cuadro departamental ansía certificar el buen rendimiento mostrado hasta ahora, alcanzando ese objetivo prioritario que es la permanencia en la categoría. Las cinco victorias con las que cerró el primer tramo de liga lo sitúan en buena disposición para ello, pero en el conjunto ferrolano saben que de nada habrá valido todo ese esfuerzo previo si ahora no son capaces de mantener el nivel.
Lino López firmaría sin dudar repetir el arranque de la primera vuelta, con dos victorias en los dos primeros partidos, aunque  siendo realista sabe que es una pretensión ambiciosa y complicada. “Yo soy optimista y tengo confianza en el equipo, porque sé que somos capaces de competir contra cualquiera”, asegura antes de advertir, sin embargo, que ahora la competición puede resultar “incierta”, pues muchos equipos, entre ellos sus dos próximos rivales, se han reforzado en las últimas semanas y resulta complicado saber el nivel al que ahora van a rendir.
El cuadro ferrolano, en el que las limitaciones económicas hacen imposible cualquier incorporación, seguirá compitiendo con idénticas piezas pero con una versión mejorada de las mismas. Esa mejoría derivada del crecimiento individual –“a todos los niveles”, apunta López– que han tenido sus jugadoras, pero también de su mayor cohesión como equipo. En ambos aspectos, el preparador cree que el Universitario todavía puede ir a más, gracias a las “ansias por mejorar que las jugadoras muestran a la hora de responder al trabajo que planteamos”.
Ir alcanzando objetivos a medio plazo también contribuye a trabajar con confianza, a pesar de la juventud de una plantilla que apenas tenía experiencia en la máxima categoría. “Haber empezado tan bien hizo que las jugadoras creyesen que eran competitivas desde el principio, que tenían el nivel para estar en Liga Femenina. Se dieron cuenta de que, si estaban unidas y jugaban como pretendíamos, podíamos ganarle a cualquiera”, afirma López que advierte que, “ni siquiera cuando perdimos tres partidos seguidos el equipo dejó de creer, y mantuvo la línea de trabajo”.
De cara al futuro, pretende que el equipo mantenga su nivel y tiene confianza en que se alcance la permanencia, “aunque lo importante no es que yo la tenga, sino que el equipo puede hacerlo”. Para ello, su principal  preocupación es que la plantilla –“que todos sabemos que es muy corta”– no padezca lesiones de importancia –hasta ahora han ido solventando los pequeños problemas gracias al trabajo de su “recuperadora”, Itziar Eirín–. El resto, trabajo e ilusión, sabe que están garantizados.

“Confío en que vamos a conseguir la permanencia”