El proyecto para una planta de residuos oleosos recibe alegaciones

nave infinita puerto exterior
|

El proyecto de la empresa Procesoil, con sede en el polígono industrial naronés de Río do Pozo, para construir una planta de tratamiento de residuos oleosos en el puerto exterior de Ferrol ha recibido dos alegaciones durante el plazo de trámite de competencia de propuestas que habilitó la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao a mediados del mes de junio y que se están tramitando, señalan fuentes del organismo que preside José Manuel Vilariño, de manera ordinaria.
La intención de Procesoil, que es gestor autorizado de residuos peligrosos, es levantar unas instalaciones de unos 3.000 metros cuadrados en la dársena exterior de Caneliñas, un proyecto que recuerda en diversos aspectos al que el año pasado propuso la empresa Ingaroil para una parte de la planta que tenía –ya no la tiene porque perdió la concesión por problemas empresariales a comienzos del presente ejercicio– Entabán para producir biodiésel.

anulación de la toxicidad
Procesoil aplica una tecnología que se basa en procesos de deshidratación, centrifugado y destilación al vacío a través de altas temperaturas, realizados en circuito cerrado, hasta alcanzar el grado cero de contaminación ambiental.
En la planta de Río do Pozo, Procesoil consigue por lo tanto la anulación de los efectos tóxicos de los aceites industriales usados procedentes de los talleres mecánicos, de los transformadores de maquinaria hidráulica, así como la depuración de combustibles contaminados. n

El proyecto para una planta de residuos oleosos recibe alegaciones