La DGT y la Policía Local inician una campaña de vigilancia en los autobuses del transporte escolar

Diario de Ferrol-2015-12-01-013-59f5f5af_1
|

La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha ayer una campaña especial de vigilancia y control del transporte escolar que se mantendrá hasta el próximo viernes día 4. 
En ella, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil comprobarán que tanto autobuses como conductores de Ferrol cumplan con la normativa establecida en la materia, que incluye, entre otras obligaciones, la necesidad de que los menores vayan acompañados por una persona debidamente cualificada en los desplazamientos. Para reforzar su seguimiento, la campaña se realizará conjuntamente con la policía local.

inspecciones
Durante estos cuatro días se inspeccionarán un total de 23 vehículos, que cubren los trayectos de 10 colegios, tanto públicos como concertados. Aunque la vigilancia por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia 
Civil es permanente, en los próximos días se intensificarán los controles preventivos. En Ferrol la mayor parte de los trayectos se realizan en vías urbanas, pero existen algunos desplazamientos como los que van a Pazos o al CEIP de A Laxe, en Valón, que se desarrollan por carretera.  
 Durante la campaña se realizarán controles de carácter administrativo sobre las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos para la correcta prestación del servicio. También se verificará que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa. Los resultados de las últimas campañas indican que es en estos elementos de seguridad dónde se incurre con mayor frecuencia en infracciones. Los cinturones de seguridad o los extintores son piezas clave en la prevención.
Entre las condiciones de seguridad que deben cumplir todos los transportes escolares, se estipula la antigüedad máxima de los vehículos destinados a este tipo de pasajeros –no superior a diez años–, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar la señal de transporte escolar, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción y los tiempos de descanso.
De acuerdo con las estadísticas de la DGT, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos y, en muchos casos, se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los acompañantes.

La DGT y la Policía Local inician una campaña de vigilancia en los autobuses del transporte escolar