La plantilla de Navantia inicia hoy un nuevo calendario de movilizaciones

imagen de la llegada del domo difundida por el organismo australiano responsable del programa
|

Los trabajadores de Navantia aprobaron ayer en asamblea la puesta en marcha de un nuevo calendario de movilizaciones que, como en otras ocasiones, pretenden culminar con una gran manifestación comarcal el día 24 de febrero. El objetivo no ha variado desde que comenzaron las medidas de presión, hace ya casi dos años: carga de trabajo para los astilleros.

Esta nueva traca de protestas arranca en un momento especialmente crítico, en el que la demora en el inicio del flotel para México amenaza con dejar sin ocupación a la práctica totalidad de la industria auxiliar. El desierto de actividad es ya muy patente en el astillero de Fene, donde del ámbito de aceros solo quedan en estos momentos 40 operarios de Nervión, ocupados en un bloque para el tercer destructor australiano. El resto de las subcontratas ya no están, salvo por la puntual excepción de unos trabajos de pintura que está realizando Indasa, y Navantia ha puesto ya en manos de su propia plantilla diversos trabajos relacionados con los bloques de los destructores. Según Jorge Prieto, el presidente del comité de Fene, queda trabajo para un par de meses y la situación pronto se extenderá a Ferrol.

 

concentración

El calendario de movilizaciones aprobado ayer por la plantilla principal y la de las auxiliares arrancará hoy mismo. A partir de las doce del mediodía, los delegados sindicales y miembros del comité se concentrarán en el edificio administrativo de la Xunta, en la plaza de España, para hacer entrega de sus reivindicaciones por escrito. El próximo miércoles, día 23, la totalidad de la plantilla, de Navantia y las subcontratas, saldrán en manifestación hasta el Concello de Ferrol.

La siguiente cita será, de nuevo, solo para los delegados de la industria auxiliar y el comité de empresa. Los representantes de los trabajadores harán un primer viaje hasta Santiago el día 29 de este mes, para concentrarse delante del Parlamento de Galicia. Volverán el día 13 de febrero con toda la plantilla, reeditando la marcha de 5.000 operarios sobre la capital gallega que ya se desarrolló el pasado 15 de marzo.

Por último, el calendario aprobado ayer contempla la convocatoria de una gran movilización a nivel comarcal para la jornada dominical del 24 de febrero. La última reivindicación de estas características, que se desarrolló el 10 de junio, reunió a unas 30.000 personas.

Las protestas comienzan dos días después de la entrevista que forzaron los comités de empresa con el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, en su visita al astillero para una recepción protocolaria a una delegación norteamericana. En dicho encuentro, el máximo responsable de la compañía pública aseguró que en cuestión de semanas, a lo sumo, debería resolverse la licitación de los floteles para Pemex, aunque insistió, por otra parte, en que el contrato con su filial Pemex Norteamérica está firmado y es vigente. También trasladó a los representantes de Navantia que la SEPI convocará la reunión de seguimiento del dique flotante en breve plazo y que en ella habrá una resolución definitiva acerca de si se acomete o no el proyecto.

La plantilla de Navantia inicia hoy un nuevo calendario de movilizaciones