Carnaval Xinzo y Verín 2019

Un grupo de Pantallas, personajes representativos del Carnaval gallego, recorriendo el domingo las calles de Xinzo de Limia | aec
|

Las máscaras tradicionales de Verín, los Cigarrones, y sus parientes en Xinzo de Limia, las Pantallas, han tomado el mando en uno de los carnavales más significativos desde el punto de vista etnográfico, en el conocido como 'Domingo Corredoiro', que representa el punto de arranque del ciclo festivo más largo del Entroido del noroeste peninsular.

Todo ello, bajo un gran ambiente festivo que ha marcado este tercer domingo festivo (tras Fareleiro y Oleiro), coincidiendo con el reconocimiento de Xinzo como Fiesta de Interés Turístico Internacional y las cálidas temperaturas, que han animado a cientos de personas a salir a la calle, con vistosos disfraces.

Tras sendas jornadas festivas en Xinzo, que sirvieron de calentamiento antes de la entrada en los días grandes del carnaval, las ‘autoridades’ de ambas localidades, Cigarrones, de Verín, y las pantallas de Xinzo de Limia, han tomado el mando del carnaval y se han dejado ver por las principales calles de ambas villas, en una de las citas más atractivas del ciclo festivo, que se sitúa como uno de los más largos del noroeste peninsular.

“El ambiente es fantástico, pudimos ver a cientos de pantallas por las calles de la villa y a personas parodiando la declaración turística”; ha apuntado el concejal de Cultura de Xinzo, Carlos Campos, quien ha asegurado que la declaración parece “acompañar” también “con el buen tiempo”.

Prueba de ello, son los cientos de personas que se han congregado este mediodía en la plaza mayor para disfrutar de la presencia de esta enigmática figura que, con cara de demonio de expresión amable, que es el alma de la fiesta y motivo de devoción para los vecinos y que supone la cuenta atrás para la celebración de los días grandes del entroido.

A pesar de sus diferencias, todas las manifestaciones del entroido, uno de los mejor preservados de Europa, comparten características comunes, tal y como apunta Campos, como el hecho de que no se disfrazan, sino que se visten, con atuendos que van transmitiendo de generación en generación.

Sobre esta particularidad, ha precisado que el traje “se lleva y se vive", una costumbre que defienden a capa y espada "para que no se pierda”.

Como sus parientes de Xinzo, los Cigarrones también son elemento de orgullo en el Corredoiro de Verín y cuya tradición se pasan de padres e incluso abuelos a hijos y nietos, mostrando sus galones, bajo el ruido ensordecedor de las chocas y sus látigos (zamarras) que hacen fustigar durante el recorrido.

De hecho, durante el Corredoiro, es habitual ver los más de doscientos Cigarrones delante del consistorio para recorrer, en forma de procesión militar, las principales calles del centro hasta la iglesia, todo ello bajo el ruido ensordecedor de las chocas.

En el caso de Xinzo, una de las especificidades del carnaval es su carácter participativo que reivindican "con unas y dientes".

El resultado es "una fiesta tradicional y diferente, donde nadie es espectador”, ha concluido Campos.

Carnaval Xinzo y Verín 2019