Inditex convierte el corazón de Miami Beach en otra Quinta Avenida

|

El magnate español del textil Amancio Ortega continúa imparable la expansión de su imperio, ahora con la compra por 370 millones de dólares de una manzana entera en la peatonal Lincoln Road, una de las calles más icónicas de Miami Beach, en la costa sureste de Florida.

La adquisición, la segunda mayor operación de bienes raíces en la historia del condado de Miami-Dade, ha pillado por sorpresa a muchos profesionales del sector.

Los expertos de la industria sopesan, evalúan y disparan conjeturas en estos momentos sobre el alcance que tendrá esta transacción en Miami Beach, en general, y en la comercial y bulliciosa Lincoln Road en particular.

La manzana de 75.000 pies cuadrados (unos 7.000 metros cuadrados) se encuentra situada en la zona más deseada de esta transitada calle de Miami Beach que es, sin duda, epicentro de la vida cultural y de ocio de South Beach y atesora hermosas fachadas de arquitectura art déco.

“Lincoln Road se ha convertido claramente en una de las calles ‘top’ de destino mundial y esta significativa transacción de Amancio Ortega es algo que no pasa todos los días”, dijo a Efe Adam Lustig, abogado de Bilzin Sumberg, una firma de abogados especializada en asesoramiento a clientes sobre el sector comercial de bienes raíces.

Alquileres

Y aunque los alquileres de locales comerciales en Lincoln Road “no alcanzan todavía los niveles de la Quinta Avenida en Nueva York”, la zona tiene “gran potencial”, “margen para crecer” y en el futuro a la gente le gustaría ver aquí algo parecido a la Quinta Avenida de Nueva York.

Lo cierto es que esta transacción “es una operación que ha abierto muchos ojos en todo el mundo en cuanto al valor de Lincoln Road como gran destino para los minoristas, que van a poner mucha atención” a partir de ahora, precisó el abogado.

Opinó Lustig que todavía se le puede sacar mucho jugo a Lincoln Road, una calle que ofrece “un irremplazable tipo de propiedad para marcas como Apple o Gap”, y próximamente la firma deportiva Nike, y una “tremenda oportunidad para el sector de bienes raíces” para seducir a los potenciales inquilinos.

Calculó el abogado que el valor de la compra de la lujosa manzana puede acercarse a los 5.000 dólares el pie cuadrado, un precio que, no obstante, podría seguir escalando.

Para Ezra Katz, gerente general y fundador de la compañía Aztec Group y Mayan Properties, esta “importante” transacción entraña “muchísimas implicaciones”; la primera, la “reafirmación del mercado de Lincoln Road”; después, la constatación de que esta vía “se ha convertido en principal destino de compras al por menor” y objeto codiciado para las grandes marcas.

El grupo de Amancio Ortega compró la manzana de locales comerciales a los inversionistas Jonathan Fryd y Michael Comras, quienes la adquirieron en 1999 por 11 millones de dólares.

La “lógica y óptica de la transacción” de Ortega revela una aguda visión comercial que apuesta por la compra de “locales de gran calidad” antes que por el alquiler, en este caso, de una “propiedad 100% lista para alquilar”, con espacio para que el español expanda sus “propias marcas”.

En opinión de Katz, no sería extraño que el propietario del grupo español Inditex optara por un sistema mixto de “alquiler de espacio a grandes marcas e instalación de las suyas propias”.

Inditex convierte el corazón de Miami Beach en otra Quinta Avenida