El Racing pretende poner a prueba la solvencia del Tudelano como local

Racing Club Ferrol-Club Polideportivo Cacereño 12ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Jorge Meis (8-11-2015) TEXTO: Iván González arranca junto a un rival para llevarse la pelota
|

Cinco victorias y un empate convierten al Tudelano, junto con el Racing, en el equipo más solvente como local de todos los que componen el grupo I. Los navarros, que han mostrado ciertas debilidades lejos de su feudo, son, por el contrario, un adversario muy solvente en el Ciudad de Tudela. Una dinámica que el cuadro verde pretende romper aunque su técnico, Miguel Ángel Tena, es consciente de la dificultad que ello entraña. 
“Es un partido que nos va a exigir mucho”, advierte, “en el que tenemos que estar muy concentrados”, insiste reiterando que el Tudelano es uno de esos equipos que, “lo que hace, lo hace bien”. Y más en un campo que favorece el fútbol directo del que los navarros hacen gala siempre que pueden. 
“Cuando recuperan el balón juegan siempre con sus jugadores de banda –laterales y extremos– y buscan centros al área, porque ahí tienen dos buenos delanteros, que van muy bien de cabeza”, relata el técnico departamental para quien el único antídoto posible para contrarrestar esta situación es “estar muy concentrados en las marcas dentro del área”. Y no solo en el juego estático, sino también en la estrategia defensiva, “que es muy poderosa, porque tiene jugadores muy altos”.

Rendimiento
Sumar en Tudela permitiría al Racing mantener e, incluso, aumentar la renta que exhibe respecto a sus inmediatos perseguidores. Siete puntos que permiten a los ferrolanos gozar de una posición inmejorable pero, ni mucho menos, los invitan al conformismo. “Somos un equipo que nunca baja los brazos y ahora que tenemos una cómoda ventaja respecto a nuestros perseguidores vamos a ser más ambiciosos que nunca”, asegura Tena, que reclama de los suyos un último esfuerzo para sacar el máximo rendimiento posible de los encuentros que restan antes del parón navideño.
 En cualquier caso, el preparador es consciente de que mantener los números que actualmente ostenta –lleva invicto once partidos– es complicado y no revela más que “el gran esfuerzo que los jugadores están haciendo y las buenas sensaciones que transmite el grupo”. Un equipo que, en cualquier caso, Miguel Ángel Tena espera que también esté preparado psicológicamente para cuando la buena racha toque a su fin.

El Racing pretende poner a prueba la solvencia del Tudelano como local