El PP plantea al ejecutivo un descenso de la presión fiscal con la bajada del IBI

El grupo popular confía en que su propuesta pueda ser debatida en el pleno de este mismo mes | j.meis
|

La falta de presupuestos propios del actual ejecutivo tanto en 2016 como en 2017 y la inexistencia de modificaciones en las ordenanzas municipales ha llevado al Partido Popular a plantear al gobierno de Jorge Suárez una medida de carácter fiscal, vinculada a la rebaja de uno de los impuestos esenciales, el IBI –conocido como contribución–.
La portavoz municipal del PP, Martina Aneiros, y el edil Alejandro Langtry dieron a conocer ayer la propuesta que aseguraron que se enmarca en una “labor constructiva”, dada la política fiscal “desnortada y poco seria” del gobierno local.
La portavoz resaltó que no ha habido ninguna modificación este año en las ordenanzas municipales que permitiese adaptar los impuestos que deben abonar los contribuyentes a la situación económica actual.
La iniciativa de los populares pasa por una rebaja del 5% en el Impuesto de Bienes Inmuebles y se espera que pueda ser abordada en la próxima comisión de Hacienda que se celebre –la edil llamó la atención sobre el hecho de que en el mes de agosto no se convocó ninguna comisión de esta área–. La idea es que pueda recibir el dictamen favorable en comisión y, con los informes pertinentes, se pueda aprobar la medida en el pleno de este mes de septiembre –día 28–, para lo que consideran que hay tiempo suficiente.
Aunque los ediles populares recordaron que el ejecutivo de Ferrol en Común continúa trabajando con los presupuestos prorrogados del PP del año 2015, afirman que no sigue las políticas fiscales de su grupo municipal, que había bajado ya el IBI en el año 2012 en tres puntos, pasando del 0,55 al 0,63, que es el tipo que está en vigor en la actualidad, ya que no hubo desde entonces ninguna actualización.
Costes de la medida
El que fue edil de Hacienda en el mandato popular, Alejandro Langtry, explicó que la medida de reducción del tipo de IBI no supondrá pérdidas económicas para las arcas municipales, ya que, aunque la propuesta supone una bajada del 5%, pasando del 0,63 actual a un 0,60 en el año 2018, está previsto que el Concello de Ferrol ingrese en el año 2017 por el cobro de este impuesto un millón de euros más que en el ejercicio de 2016–no por la buena gestión del ejecutivo sino por aumento de la recaudación, matizó Langtry–.
La bajada de la contribución se estima que tendría un coste inferior a 800.000 euros, por lo que todavía habría un superávit y la medida no afectaría ni a la estabilidad presupuestaria ni supondría tener que optar por reducción alguna en otros servicios..
El edil Alejandro Langtry aseguró que el Concello ferrolano es, de todas las ciudades de la provincia, el que más paga de IBI, con un tipo del 0,63 frente al 0,51 de Santiago de Compostela y al 0,60 de A Coruña, con el que ahora se pretende equiparar de salir adelante la propuesta planteada por el grupo municipal del Partido Popular.

El PP plantea al ejecutivo un descenso de la presión fiscal con la bajada del IBI