El alcalde de Baralla desliga el ataque terrorista de su opinión sobre el franquismo

|

El alcalde de Baralla, Manuel González, desvinculó el atentado que esta madrugada sufrió la casa consistorial de la polémica que provocaron en su día unas declaraciones que realizó en uno de los plenos sobre las víctimas del franquismo.

El municipio de Baralla está gobernado por Manuel González Capón (PP), un político que fue muy criticado cuando en un debate plenario en el que se condenaron las acciones del movimiento Resistencia Galega justificó la violencia ejercida durante el franquismo por el régimen de la dictadura.

mentes retorcidas

“Eso es una cuestión política que no tiene nada que ver con esto. Esto no lo disculpa ningún tipo de discusión política que pueda existir”, dijo ayer el alcalde en declaraciones a los informadores, y opinó que el atentado es obra de “mentes un poco retorcidas que, por una razón u otra, eligen un sitio” para cometer este tipo de actos violentos.

El alcalde insistió en que aquello es “un tema pasado”, que “queda ya muy distante”. “No hay ninguna cosa en el mundo que justifique que hagan esto. Que pongan un montón de dinamita o del material que sea y que hagan un estruendo, una explosión, por donde puede pasar cualquiera”, insistió.

De hecho, recordó que “dentro de lo que cabe no pasó nada”, porque no hubo daños personales, pero hechos así “no los justifica ningún tipo de opinión”.

“En una democracia, como estamos en este país, las opiniones son libres. Pero las opiniones, no los hechos, ni los actos”, porque no se pueden hacer “estas barbaridades”, añadió el alcalde.

Manuel González recordó que por suerte, estas barbaridades son los menos los que las hacen, y por eso los ciudadanos pueden vivir a gusto y tranquilos.

“Esperemos que esto sea una gota de agua, una anécdota en el camino”, reamarcó.

Por otra parte, el alcalde de Baralla confirmó que el atentado atribuido al grupo Resistencia Galega dejó “anulada de todo” la planta baja del consistorio, porque la violencia de la deflagración hizo que se viniesen abajo los tabiques.

“Cuando nos dejen entrar, vendrá el arquitecto municipal, pero vamos, hay daños materiales” muy importantes, dijo el alcalde, quien en todo caso agradeció que al menos nadie resultase herido.

colaboración

“Es lo menos que podía pasar, no habiendo daños a personas, los daños materiales con más o menos esfuerzo” se pueden subsanar, afirmó el regidor local.

De hecho, el propio alcalde anunció que ayer mismo le pedirá “colaboración” al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, cuando visite el municipio, para reparar el edificio municipal y recuperar cuanto antes la normalidad.

Por su parte, el alcalde de Beade, Senén Pousa (PP), mostró su “gran tristeza” por la explosión registrada en Baralla. El episodio coincide prácticamente en el tiempo con el primer aniversario del atentado que supuso el destrozo y cierre temporal del edificio consistorial de Beade.

El 7 de octubre de 2013, antes de las cuatro de la madrugada, un artefacto explosivo detonó frente al edificio municipal del ayuntamiento ourensano. La onda expansiva afectó también al centro de salud y el estruendo se escuchó a varios kilómetros de distancia y la acción también se atribuyó a Resistencia Galega.

Ante las similitudes, el regidor de Beade se mostró conmocionado: “Me produce una gran tristeza. No conozco a la corporación de Baralla pero tienen toda mi solidaridad".

El alcalde de Baralla desliga el ataque terrorista de su opinión sobre el franquismo