El recibo medio del agua subirá 0,70 céntimos en 2014 para que Emafesa pueda equilibrar sus cuentas

Diario de Ferrol-2013-10-19-002-cb642ae5
|

El gobierno local ha optado por congelar de cara a 2014 tanto las cuotas como los tipos de las tasas e impuestos municipales con una única excepción, la de saneamiento, que subirá alrededor de 0,70 euros al mes en un recibo medio (con un consumo aproximado de 15 metros cúbicos). El objetivo es que Emafesa, la empresa municipal que presta el servicio, pueda equilibrar ingresos y gastos.
Así lo anunció ayer el responsable municipal del área de Economía, Alejandro Langtry, que presentó un avance de las ordenanzas fiscales para el que se ha tenido en cuenta, dijo, “la situación económica y el evitar aumentar la carga impositiva”.
Junto con la tasa de saneamiento, la única que varía con respecto a las que estuvieron en vigor en el ejercicio actual es la de venta ambulante, que se reducirá en un 30% “por la complicada situación del sector”, explicó Langtry.
Por lo que se refiere a las licencias de apertura, se cambian los criterios que hasta ahora se tenían en cuenta, y así, en lugar de   ajustarse a cuestiones como el IAE que rige para la zona correspondiente, se aplicarán otros relacionados con los metros o la potencia, mucho más justos, a juicio del edil.
El concejal de Economía anunció asimismo que se ha hecho necesario realizar unos ajustes de carácter técnico-legal en algunas ordenanzas para actividades sujetas a licencia previa, derivados de los cambios legislativos que se han producido y a los que hay que adecuar la normativa municipal. Así, se refuerza el espectro de bonificaciones y se introduce la posibilidad de establecer descuentos de hasta el 95% en impuestos como el IBI (bienes inmuebles), el IAE (actividades económicas) y el ICIO (construcciones). Se podrán aplicar estas ventajas en el caso de actividades que para el Concello tengan un especial interés social, histórico-artístico, cultural o de fomento de empleo. n

El recibo medio del agua subirá 0,70 céntimos en 2014 para que Emafesa pueda equilibrar sus cuentas