El colectivo vecinal cuestiona el papel del gobierno local sobre la cementera

NARON CEMENTERA POLIGONO AS LAGOAS
|

El hecho de que el Concello de Narón continúa sin ejecutar la sentencia que obliga a paralizar la actividad de la cementera de Castro fue ayer ampliamente descalificado por el colectivo vecinal “Os Cruceiros”, que ha abanderado las reivindicaciones para desmantelar un complejo que ha sido declarado ilegal. La sentencia contraría el Plan de Sectorialización aprobado por el propio ejecutivo local, en manos de Terra Galega en el momento de respaldarlo, así como el Proyecto de Urbanización que pretendía urbanizar la parcela que acogería el complejo.
Como se recordará, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia también dictaminó la ilegalidad sobre la autorización ambiental, así como la licencia de instalación y consecuente actividad de la planta.
Tales decisiones continúa sin embargo sin ser asumidas por el gobierno que preside Xosé Manuel Blanco. Una circunstancia que lleva al mencionado colectivo vecinal a cuestionar el papel que aquél pretende desarrollar en relación con el dictamen judicial. Los afectados, que recordaron que el pleno de la corporación naronesa rechazó el pasado viernes la moción presentada por Esquerda Unida en demanda de la ejecución de la sentencia, se preguntan así sobre “cuál es el interés que tienen algunos miembros del equipo de gobierno y de la oposición del Concello para no dar cumplimiento a las sentencias firmes existentes”.
En un comunicado hecho público ayer, las valoraciones del colectivo se recrudecen al estimar que los ediles que han votado en contra de la mencionada moción “han prevaricado”. “El tiempo pondrá a cada uno en su lugar”, señalaron, no sin agradecer asimismo el apoyo de los grupos políticos que votaron favorablemente la iniciativa en el pleno –Grupo Mixto, EU y ENE–.
En el mismo sentido descalificaron las apreciaciones de la portavoz del gobierno municipal, Marián Ferreiro, al alegar que el “Concello agardará ao remate dos procesos xudiciais pendientes”. Los vecinos recuerdan que estos ya no existen y que lo que sí acontece es que hay resoluciones judiciales firmes que dejan en entredicho las mencionadas manifestaciones. “Quizás para el equipo de gobierno municipal existan dos discursos diferentes según en qué ámbito se encuentren”, ya que ante los tribunales “se mantiene la inexistencia de relación de la cementera con las distintas modificaciones de planeamiento”, pero ante los vecinos se alega que hay procesos abiertos. n

El colectivo vecinal cuestiona el papel del gobierno local sobre la cementera