Denuncian la situación del Souto de Leixa ante la Valedora do Pobo

Critican que las zonas exteriores han quedado intransitables debido a las lluvias jorge meis
|

La asociacion de padres y madres de los usuarios del centro de discapacitados Souto de Leixa ha interpuesto finalmente una denuncia ante la Valedora do Pobo por el estado de abandono del mismo desde que en 2010 la Xunta adjudicase su gestión a la compañía Clece, pasando de estar en manos públicas a privadas. También han elevado estas quejas a la Inspección dos Servizos Sociais, por el momento sin respuesta.
El presidente de la asociación, Jesús Gómez López, incide en el empeoramiento de las condiciones, especialmente a raíz de la época de lluvias, que ocasionaron graves deterioros a causa de la humedad. Esto provocó problemas en los tejados y techos, causando incluso la caída de los mismos en la zona de los talleres, por lo que actualmente son impartidos en los pasillos con el consiguiente hacinamiento de los usuarios.
No solamente las zonas interiores sufren de problemas, también las exteriores, que Gómez califica como “intransitables”. Además, a los problemas de tipo material, hay que añadir el déficit de personal. Se trata del mayor centro de atención a discapacitados de toda Galicia, con un total de 172 usuarios, pero con solo 30 cuidadores que se distribuyen en tandas a lo largo de todo el día. Según explica el presidente esto impide atender las necesidades de los usuarios adecuadamente, a lo que se suma el hecho de que no se suple al personal de baja.
Esta situación también genera problemas de salud en los usuarios, que se encuentran “nerviosos y amontonados”, en palabras de Jesús Gómez.
Desde la APU señalan directamente a la Consellería de Política Social como responsable del actual estado de las instalaciones. El presidente habla de “abandono” y critica la “hipocresía” de José Manuel Rey Varela, que desde su puesto al frente de dicho departamento prometió que “se iban a hacer muchas cosas”, pero “después se desentendió por completo”, tal y como lamenta Gómez. Recuerda que la última visita realizada desde la consellería fue en noviembre, en la que “dijeron mucho, pero no han hecho nada”.
Por todo ello Jesús Gómez adelanta que “no vamos a parar” y que recurrirán a sistemas más graves, si es necesario presentando reclamaciones a las entidades correspondientes tanto a nivel español como europeo.

Denuncian la situación del Souto de Leixa ante la Valedora do Pobo