Los astilleros de la ría participaron en las IV Jornadas de Prevención de Riesgos Laborales

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-689ef607
|

Navantia celebró ayer las IV Jornadas de Prevención de Riesgos Laborales, que dieron comienzo a primera hora de la mañana y concluyeron en torno a la una del mediodía.
Las sesiones se abrieron con la presentación del stand informativo oficial en el edificio de Formación, en el que también se entregó un obsequio a los asistentes y la apertura de las ponencias, a cargo del nuevo director de Navantia en la ría, Jorge Filgueira Ameneiros, y del director de Reparaciones del astillero ferrolano, Antonio Nieto Freire, y contaron con la presencia de la presidenta del grupo público, Susana Sarriá.


Por su parte, Adela Quinzá-Torroja, directora de ISSGA, habló sobre la Industria 4.0, el liderazgo de personas y la gestión de recursos humanos para la transición, así como de nuevos riesgos laborales. Por su parte, Benigno Sánchez García, jefe de Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social en A Coruña, abordó los planes de actuación puestos en marcha en este ejercicio. Asfedro fue la empresa “saludable” de las jornadas, con la participación de miembros de su directiva, que hablaron sobre sus experiencias. Ya para concluir, representantes de los trabajadores trataron sobre el nuevo reglamento de salud laboral y medio ambiente de Navantia. Además de las charlas, se desarrollaron varios talleres prácticos durante la mañana por parte de Asepeyo y Quirón Prevención. Asimismo, se habilitó un servicio de autobuses entre los dos astilleros de la ría para asistir a las diferentes propuestas.
Simulacro total


En el transcurso de las jornadas, Navantia realizó también un simulacro de evacuación total, que obligó a paralizar la sesión unos minutos y a cumplir con una acción que se viene desarrollando anualmente cada 28 de abril desde 2003, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo y que este año, al coincidir en domingo, se trasladó a la jornada de ayer.


El ejercicio de evacuación consistió en organizar una salida del personal de las factorías de Fene y Ferrol simultánea emulando una posible amenaza para el personal, aplicando los respectivos planes de Autoprotección y Emergencia (PAE). Para el correcto desarrollo del ejercicio se reunieron los comités de emergencia de la empresa, que acordaron el modo en que se abordaría la evacuación, tanto de personal propio como del de la industrial auxiliar, hacia los puntos establecidos por los referidos PAE. En estos casos, las sirenas de evacuación utilizaron la secuencia de 4 toques cortos, alternando cinco segundos sonoros y cinco de descanso y uno largo de 30 segundos. En Ferrol, debido a que existen dos alarmas diferentes –una para el Arsenal y otra del Astillero–, los toques de la sirena de evacuación se escucharon dos veces.  De este modo, se confirma al personal que se trata de una evacuación total de las instalaciones. Asimismo, una vez alertados todos los trabajadores de forma generalizada, cada instalación, edificio o buque hizo sonar también sus sirenas y alarmas particulares, iniciando así la movilización de todo el personal. 


Dado que en los dos astilleros se encuentran estos días buques en reparación (uno en Fene y dos en Ferrol) las sirenas de todos los barcos intentaron sincronizarse durante el operativo de emergencia, que culminó cuando todo el personal se reunió en los puntos marcados por los comités de emergencia.

Los astilleros de la ría participaron en las IV Jornadas de Prevención de Riesgos Laborales