Ferrolterra cierra por Covid para intentar frenar los contagios y aflojar la presión sobre el hospital

La hostelería solo puede atender en terraza en la mayoría de los municipios de Ferrolterrra | jorge meis
|

Quince municipios de los veinte que forman las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal estarán desde mañana jueves cerrados por coronavirus. Solo están exentos de esta medida Ares, As Somozas, A Capela, As Pontes y Monfero. No se puede entrar ni salir de sus límites si no es por causas justificadas. Además, la hostelería, que ya en toda Galicia baja la persiana a las seis de la tarde, no podrá abrir en el interior y solo se le permite servir comida para llevar, reparto a domicilio o consumo en terrazas (al 50% de aforo). Ya estaban en esta situación Ferrol, Narón, Fene, Cabanas, Pontedeume y Ortigueira. Ahora se les suman Neda, Mugardos, Valdoviño, Cedeira, Moeche, San Sadurniño, Cariño, Cerdido y Mañón. 

La recomendación general para toda la población es la de no salir salvo para realizar actividades indispensables, como ir al trabajo, a los centros de enseñanza, al médico o a compras inaplazables. Se busca reducir la transmisión del coronavirus, puesto que los contagios diarios en la zona están en máximos históricos, en torno al centenar desde hace días, y el número de ingresados no para de crecer, batiendo también los registros anteriores. En las cifras facilitadas ayer eran 107, con 11 en la Unidad de Cuidados Intensivos. Todavía hay posibilidad de endurecer más las medidas, como se ha hecho con Arteixo, Xinzo y Viveiro. Ahí, Sanidade ha decretado el cierre total de la hostelería y de las actividades no esenciales.

Los gobiernos locales se han encontrado con un escenario preocupante después de haber tenido incluso cero contagios durante semanas (como pasa en Mañón, ahora con una incidencia de 3.563,31). Aunque en el entorno de la ría de Ferrol ya hubo cierres previos, para otros es la primera vez en meses que se vuelve a las limitaciones de movilidad. Desde sus redes sociales y por todos los medios a su alcance, los consistorios  informan sobre las medidas, responden a las preguntas y mandan un mensaje similar: que se respeten escrupulosamente las normas de higiene y distancia, así como las restricciones que ayer se publicaban en el Diario Oficial de Galicia y que harán efecto a partir de las 00.00 horas del día 21, es decir, esta medianoche. El objetivo principal es el de salvar vidas y evitar el colapso sanitario. También el de dejar atrás una ola que ha superado a la de otoño y a la de primavera. Hay 1.124 casos activos y se ha llegado a los 106 fallecidos. El último, comunicado a última hora de ayer, es un hombre de 72 años que estaba en el CHUF.

Reacción municipal
“Estamos e seguimos a colaborar con todas as administracións sen entrar a discutir as decisións que se toman fóra do ámbito municipal”, apuntó el alcalde de Ferrol, Ángel Mato. “Os datos da comarca van moi a peor”, añadió, y pidió la máxima cautela en las próximas dos semanas, período clave en el que “a situación sanitaria vai ser moi dura”.

Municipios como Mugardos, Ortigueira, Cedeira, Cerdido, Cariño, San Sadurniño o Moeche se han pronunciado también en este sentido. En San Sadurniño han actualizado los datos, que ayer ya indicaban 20 contagios en el municipio (en el mapa del Sergas eran 17, referidos al lunes). Ortigueira ha optado por dar la información diariamente en una tabla. Moeche ha suspendido la feria de este sábado y recupera la cita previa y el servicio de ayuda para hacer la compra.

Los que no están cerrados tampoco están tranquilos. El alcalde de Ares lanza un mensaje de precaución máxima porque los casos en la localidad suben.

Siete aulas cerradas
Los centros escolares siguen su escalada, con 136 casos activos y siete aulas cerradas (en las escuelas infantiles de Cedeira y de Pontedeume, en el CEIP Fraga Iribarne de Cariño, el Nicolás del Río de Cedeira, el Couceiro Freijomil de Pontedeume, el Maciñeira de Neda y el CPR Tirso de Molina).

El mayor número de casos se da en el Couceiro Freijomil con diez. Aunque en la lista que facilita el Sergas solo aparece un aula cerrada, hay otra en la que no se está yendo a clase y una más con la asistencia muy mermada por las cuarentenas de los alumnos. Le siguen el IES Concepción Arenal, con nueve casos, y el CPR Tirso de Molina, con siete. 

En centros sociosanitarios aparecen dos casos más en trabajadores de Domus Vi Ferrol, que sumados a otro que ya estaba contabilizado, son tres. El Sergas incluye también uno en la residencia de Ortigueira.

En estos espacios comenzó ya la inoculación de la segunda dosis de la vacuna. Después de este refuerzo, pasa una semana antes de conseguirse la inmunización completa. De todos modos, esto no implica que dejen de aparecer positivos entre los ya vacunados, puesto que el efecto comprobado es el de que no se desarrolla la enfermedad, pero pueden portar el virus. Por esta razón se mantienen las medidas de seguridad como hasta ahora, mientras no haya un porcentaje suficiente de población inmunizada.

Ferrolterra cierra por Covid para intentar frenar los contagios y aflojar la presión sobre el hospital