El ferrolano Alberto Castro conciencia a jóvenes inmigrantes en Italia sobre la violencia de género

Castro, al fondo a la derecha, durante la sesión realizada hace unos días en Nápoles
|

Con el objetivo de concienciar a los más jóvenes sobre la violencia en general y la de género en particular, el presidente de la AD Judo Ferrolterra, Alberto Castro, se desplazó hace unos días a Nápoles para impartir una lección en defensa personal y resolución de conflictos. Dentro de las características más llamativas de la iniciativa se encontraba el tipo de público al que iban dirigidas las enseñanzas, adolescentes menores de edad –de 13 a 18 años– italianos e inmigrantes y que ahora viven en el centro de acogida de la Cooperativa Shannara, organización que propuso la idea del curso a Castro.


“Es muy difícil, en una hora y media que duró la explicación, enseñar gran cosa. Pero la idea era que, sobre todo las chicas, aceptaran que no todos los hombres somos malos y que ganasen autoestima”, comenta el ferrolano, quien destaca que algunos de los que asistieron a la lección habían sufrido algún tipo de abuso en sus países de origen.
“Al principio se mostraron muy escépticas por el hecho de que un hombre les intentase convencer de que no todos son iguales. La verdad es que todas salieron emocionadas al conocer otra visión de la vida y al comprender que no hay que encerrarse en lo que vivieron”, destaca Castro.
Para los chicos del grupo también resultó muy productiva la iniciativa, “aunque lo de pelear ya lo tienen más interiorizado y más después de lo que tuvieron que haber pasado”, por lo que se mostraron muy activos y con ganas de aprender. Ahora la idea es que sigan desarrollando aspectos como la tolerancia y el autocontrol en su día a día y que, en un futuro –cuando cumplan la mayoría de edad, Shannara les buscará pisos de acogida y trabajos–, “sepan afrontar situaciones complicadas de la vida”.


Con todo, el factor “idioma” no puso nada fácil las explicaciones, aunque entre algunos de los voluntarios y las ganas de aprender de los chicos hizo que la experiencia fuese “espectacular y enriquecedora” para todos.
Esta es la primera vez que Alberto Castro participa en un proyecto como este –en el que estuvo acompañado de la psicóloga del AD Judo Ferrolterra, Teresa López Allegue, que actualmente trabaja para la Cooperativa Shannara–, pero, en la comarca, realiza continuamente sesiones de este tipo gratuitas para todas aquellas entidades que lo soliciten, como es el caso de la campaña “Quen dixo medo?” llevada a cabo por la Diputación de A Coruña.
Además, el tema de la violencia de género le toca muy de cerca a Castro ya que lo vivió en su propia casa cuando era solo un chaval. “Si puedo ayudar a que una sola mujer no pase lo que pasó mi madre y mis hermanas ya me doy por satisfecho”, destaca el presidente de la AD Judo Ferrolterra.

El ferrolano Alberto Castro conciencia a jóvenes inmigrantes en Italia sobre la violencia de género