El derbi de Jorge Rodríguez

Futbol - Racing - Racing Santander
|

Enfrentarse al Racing de Santander siempre para Jorge Rodríguez (Torrelavega, 19xx) disputar un derbi. Desde que empezó a jugar en la Peña Amigos del Deporte, una entidad de categorías de base con los jóvenes más destacados de su ciudad natal, y luego en la Gimnástica, ya como juvenil, los partidos frente al club santanderino fueron especiales. “Siempre eran partidos muy disputados, porque o te jugabas la liga o el liderato”, explica, aunque confiesa que “ellos solían ganar, porque podían escoger y tenían mejores jugadores”, dice el delantero del cuadro verde, que también recuerda haber marcador varios goles ante el Racing.
Ahora, con 31 años, Jorge Rodríguez jugará por primera vez en partido oficial en El Sardinero ante el primer equipo del Racing, un encuentro en el que, además, ambos de jugarán el liderato del grupo I de Segunda B. “Es algo histórico y nunca me habría imaginado una cosa así”, reconoce el delantero del equipo ferrolano que, además, no descarta que el cuadro verde puede alcanzar el objetivo. “Tenemos que intentar dar el do de pecho para así dar la sorpresa, sabiendo que es un campo difícil y un rival complicado... pero si utilizamos nuestras armas vamos a competir y a ponerles las cosas difíciles”.
No será, sin embargo, la primera vez que Jorge Rodríguez dispute un compromiso oficial en El Sardinero. De hecho, el delantero racinguista recuerda con amargura el último que disputó allí. Fue en la penúltima jornada liguera del grupo I de Segunda B la temporada 06/07. Ahí, un Racing B ya descendido se enfrentaba a la Gimnástica, que peleaba por la permanencia y que se adelantó con el tanto del ahora jugador de la escuadra verde. Sin embargo, con el partido a punto de finalizar, el filial cántabro, que parecía que iba a perder, marcó y privó a la escuadra torrelaveguense de dos puntos que al final significaron la pérdida de la categoría. “Desde ese día le tengo un poco más de manía”, confiesa.

ESPECIAL
Este domingo, familia, amigos... y algún seguidor de la Gimnástica estarán en El Sardinero apoyando al equipo ferrolano y, sobre todo, al delantero racinguista. De ahí que el partido siga siendo tan especial como cuando era pequeño. “Me hubiera gustado que fuera en una categoría superior, porque Cantabria se merece tener un equipo en una categoría más grande, pero jugar en este estadio es importante para cualquier jugador cántabro”, admite.
El delantero del equipo ferrolano incluso reconoce que un gol sería una especie de reivindicación de la capacidad de los jugadores cántabros, esos que en el Racing de Santander brillan por su ausencia. “En Cantabria hay buenos futbolistas... y el club debería transmitir un poco más de cercanía hacia la ciudad y mirar más hacia la gente de la tierra”, asegura el atacante verde.

El derbi de Jorge Rodríguez